El mejor gozo de mi vida.
( Relatos Zoofilia )




Mi perro, um joven pastor aleman, parecia que buscava una perra para meter. Asi, cuando venia de la ciudad, paré en la casa de mi amigo y le pedí la perra prestada para cruzar con mi perro. La perra tambien estava caliente. Yo tenia miedo de que ella me mordiera. Asi que la metí en una bolsa de papas, vazia,la coloqué en el auto y la llevé. Mientras el auto andava yo sentia el olor a perra. Cuando mire por el espejo retrovisor, la perra parecia estar con mucho calor, con la lengua para afuera. Paré el auto y comencé a pasar la mano en el lomo de ella, hasta llegar a su cola. La perra seguia hechada en el piso del auto y no se movia. Mi mano llegó a su panocha y meti los dedos en su panocha inchada, muy inchada, caliente e húmeda. Meti despacito un dedo, despues outro y mas otro. Rápidamente mi verga comenzó a ponerse dura, muy dura. comencé a imaginar como seria cojerme la perra. Mientras le metia los dedos ella seguia quieta. Cuando llegué en la finca, bajé la perra y entré con ella en la casa. Llamé a mi perro y no se lo veia en ninguna parte. Con la verga dura, llevé la perra para afuera de la casa, y la coloqué encima de un monton de arena para construcción y el auto servia para tapar la visión de afuera. Mismo vestido saqué mi verga, de unos veinte centímetros, mojé la punta de la cabeza con saliva, abrí la concha de la perra y me acerqué hasta tocar con la verga su panocha. Parecia la panocha pequeña, pero asi mismo agarrandola pelas piernas la acerqué mas a mi, cuando la verga comenzó a entrar. Estava bien apretada. Investí otra vez y entró mas, ya era la mitad. empujé de nuevo y la verga entró casi toda. La posición no ayudava. Comencé a entrar y salir. Fué una sención tan grande de plazer, parecia que la panocha de la perra succionava mi verga para dentro de ella y no lo queria dejar salir. Nunca habia experimentado ese placer. La perra con la boca abierta y la lengua para afuera, parecia que estaba pidiendo mas. A medida que entrava y salia mi verga, el placer era mayor, cada vez mas placer, hasta que no aguente mas y solté mi leche, fue mucha leche, mi verga parecia que se inchava mas, se ponia mas gruesa, mas dura, mas grande y la perra apretava mas su panocha y yo sentia mas placer. Parecia una cosa de loco! Nunca habia sentido tanto placer. Yo sé que mi cabeza parecia una calecita,dando vueltas, parecia tonto de tanto placer. Fue mucha leche y tanto fue el esfuerzo que transpire y mojé mi camisa. Cuando retiré mi verga todavia estava dura y de un tamaño como nunca la havia visto. Preocupado de que alguien me viera, solte la perra y ella salió corriendo. Fui a lavarme con jabon la verga, me desnudé y me acosté en la cama. Dormi algunas horas. Cuando acordé estava con la verga durisima y me di cuenta que havia dejado la perra irse. Lamenté mucho, porque me quedé con ganas de cojerla otra vez y la cojeria la noche entera si estubiera conmigo. Nunca me olvidaré de aquellos momentos. Lamenté no poder aprovecharla mas, cojerla la noche entera. Me gustaria que quien tuviera peliculas o fotos de hombres cojiendo animales embras que me mandem, o me digan como podrian mandarme o venderme ese material. Chiloe




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


Chiloe


Nombre do Relato
El mejor gozo de mi vida.

Codigo do Relato
911

Categoria
Zoofilia

Fecha Envio
05/feb/2002

Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario