Adulto antojado
( Relatos Fetichismo )




en mis 58 años he tenido una vida sexual normal, con mi pareja y eventualmente una que otra canita al aire pero nada similar a los relatos que veo en internet donde parece que todos son bien armados y duran, duran y repiten.
Hace algunos años mis atributos sexuales han disminuido considerablemente y las erecciones son dificiles, cortas y para completar hasta eyaculo muy rapido lo que me ha quitado esa parte de goce en la vida por un tiempo hasta que descubri que se puede gozar con las limitaciones de la edad desde que tuve una aventura con una pelada de unos 30 años en un viaje fuera de la ciudad.
resulta que nos conocimos en el aeropuerto de mi ciudad y conversamos tonterias y no mas, pero al dia siguiente me la encontre en el mismo hotel y nos dedicamos a charlar de todo entrando en una empatia muy agradable, hablando hasta de sexo muy sutilmente. Durante nuestra charla la note tensa y le comente, diciendome que estaba estresada por el trabajo y que el estres siempre le producia dolores en el cuello y en la espalda por lo que sin malicia de ninguna clase me levante del asiento y me pare detras de ella presinandole los musculos como he visto a una sobrina experta en el tema y le dije que eso dismunuia la tension y efectivamente despues de un par de manos en la parte superior de la espalda y el cuello se sintio mas relajada.
Nos despedimos y cada uno se dirigio hacia su cuarto y le comente que si le molestaban los dolores en la esplada me llamara que con un masaje estaria como nueva al otro dia.
Para mi soprpresa me llamo como a la media hora fui a su cuarto y me recibio con una blusa sin mangas, lo que me facilito masajearle la espalda, pero solo podia hacerlo en la parte superior con un poco mas de libertad. pero termine rosandole el brasier y sobandola por encima de la blusa para masajearle los costados y la parte baja de la espalda. estaba tan relajada que le trate de subirle la blusa y termine quitandosela, quedando en brasier el cual me estorbaba para la espalda y le solte la tira dedicamdome a un verdadero masaje en la espalda.
Cuando llegaba a la cintura como utilizaba un jeans sdescaderado alcanzaba a tocarle parte de sus nalgas, pero me estorbaba su pantalon y se lo jale hasta bajarselo y dejarla en tanga. Empece un masaje con mucha caricia y hablandole siempre de lo importante de relajarse para eliminar el estres. Reinicie mi masaje por los dedos de los pies con abundante crema de manos y uno por uno se los sobe, subiendo por la pantorrilla, el muslo para saltar a la espalda sin tocar sus nalgas y repitiendolo en la otra pierna hasta que note que presionaba su suerpo contra la cama y daba brinquitos especialmente cuando le pasaba las uñas por la piel por lo cual le pregunte que si le molestaba y me dijo no, me encanata me hace cosquillas, asi que la siguiente pasada no salte las nalgas sino que se las sobe y le pase las uñas notando que las levantaba como queriendo algo mas. Haciendo que pareciera accidental le vacie crema de manos entre las nalgas por donde pasaba la tanga y me disculpe, pero le pase el dedo como recogiendo la crema y para mi sorpresa emitio un quejido que me desperto del masaje relajante que estaba haciendo y le puse morbo lamiendo la planta de sus pies, sus dedos, pantorrillas, muslos, espalda, cuello y todo su cuerpo que la hizo entrar en una calentura que se le notaba al sobar su pubis en la cama y en los quejidos al pasar mis manos y lengua por su cuerpo. La voltee y quedo boca arriba mostrando su panty mojado. Repeti caricias con manos y lenguas ahora por delante incluyendo sus senos que ya estaban libres sin darme cuenta y empece a quitar su panty con mis dientes dando lenguetazos por su pubis lo que le hizo abrir las piernas y me permitio enfrascarme en una verdadera leccion de lengua en su clitoris pasando por el ano y toda su anatomia hasta que estallo en un ayyyy que rico, me vengo..chupame el culito..el gallito ayyyyy todo papi que ricura, quedando super mojada.Cuando se repuso me dijo y..tu y yo le conteste tranquila que yo ya no estoy para estos trotes y me fui a mi habitacion y me hice tremenda paja como cuando estaba joven.esta experiencia la he repetido otras veces y me ha permitido renacer al mejor placer aunque en condiciones diferentes paro igualmente cheveres y lo mejor es que la edad como que les da confianza aun a mujeres jovenes y con mucho respeto y mas morbo he aprendido a detectar lo que mas les gusta y he generado mucho placer.




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


continuosly


Nombre do Relato
Adulto antojado

Codigo do Relato
1372

Categoria
Fetichismo

Fecha Envio
20/ago/2008

Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario