Mi vecino casado (humbost2@outlook.com)
( Relatos Gay )




Hace unos días, un domingo, por cierto, salgo de mi casa a comprar una bolsa de café al minisúper cercano y me encuentro que mi vecino de enfrente estaba lavando su auto y escuchando música mientras realizaba su tarea, un poco mojado y se le notaba su bulto delantero ante lo mojado que estaba.

- Buenos días vecino
- buenos días, ¿todo bien?
- Muy bien gracias.

Eso fue todo lo que hablamos hasta unos minutos más tarde cuando volvía de mis compras y él ya estaba terminando su faena del lavado del auto.

- que rápido es usted vecino, solo estuvo pocos minutos en el minisúper
- ja ja ja es que no encontré nadie más comprando, quizás es la hora y por ser domingo
- y vea yo todo mojado tan temprano. Es más, si quiere me acompaña a desayunar, ya tengo listo el desayuno y ahorita estoy solo en casa hasta el miércoles.
- muy bien vecino, déjeme llevar esto a mi casa y vengo en un momento.

Minutos más tarde Luis, mi vecino me abría el portón de su casa y yo llevaba algo que tenía listo para compartir el desayuno.

- Humberto, no era necesario que trajera algo, pero bueno, entre. Bienvenido a mi casa, pase adelante.
- Gracias Luis. Necesita cambiarse, anda bastante mojado.
- Y ya duchado, je je je
- Yo estaba sentado en el desayunador y Luis tomó una toalla del cuarto de pilas y empezó a secarse y quitarse la ropa mojada. Se pasó la toalla por la cabeza, la cara, se sacó la camiseta (dejó ver todo su pecho lleno de pelo ya que es muy velludo) y se secó el pecho y la espalda.
- Humberto, ¿le importa si me quito el bermuda para secarme y no mojar el resto de la casa?
- Para nada Luis, está en su casa.

Se bajó el bermuda, no llevaba bóxer y se secó su pene, culo, piernas... estaba desnudo por completo y de verdad se veía delicioso, lleno de vellos en todo su cuerpo... una imagen de no olvidar, un adonis perfecto...

- Listo, ahora si voy a mi cuarto a ponerme otro bermuda. Si quiere inicia el proceso de servirnos el café.
- tranquilo, aquí lo espero.

Minutos después salió únicamente con un bóxer blanco.

- Vaya, No encuentro ropa. Debe ser por los días que mi esposa no está y no he metido a la lavadora nada.
- No importa, ya está servido el café, pan y frutas.
- Que rico, muero de hambre. Y además estoy tan caliente, después demás de una semana de dieta sexual, que se me pone dura solo de pensar en meterla y venirme, je je je
- Así pasa ja ja ja

Desayunamos y conversamos de diversos temas hasta que volvió lo sexual.

- Humberto, y ¿usted hace cuanto que está sin su mujer?
- Ya llevamos 5 meses de separados
- Y piensan volver?
- Es posible, pero aún lo pensamos
- Wow, si yo estoy como un cerillo, imagino usted con meses de no coger
- Viera usted, siempre ando pensando en sexo y con ganas perennes
. Y ¿qué le parece si nos quitamos las ganas juntos? ¿Ha estado alguna vez con otro hombre?
- la verdad que si ¿y usted?
- yo también y es una delicia
- pienso igual
- entonces empecemos...

Luis empezó dándome un beso espectacular,   lleno de pasión y deseo.   Empezamos a tocarnos, le quité el bóxer y él me quitó la camisa y mis pantalones cortos (yo no andaba boxers) .

- Wow Humberto, qué buena picha tiene usted. (19 cms.)
- Y usted no se queda atrás, que gruesa y larga (22 cms)

Luis bajó por mi cuello, tetillas, vientre hasta llegar a mi picha y empezó a chuparla deliciosamente mientras yo le agarraba la suya que estaba muy dura. Luego yo le hice lo mismo y a Luis le gustaba que se metieran toda su verga en la boca y lo mamaran como si él estuviera culiando la boca.

- Humberto, me deja que se la meta?
- Siii pero con cuidado, que es demasiado grande para aguantarla , dele despacio.
- No le va a doler, yo me encargo....

Me chupó el culo por varios minutos, me insertó 2, 3 dedos para preparar mi esfínter para lo que le iban a meter. Me hizo subir a las nubes y bajar.   Fue tan delicioso que de repente sentí la cabeza de su picha en la entrada de mi hoyo y empezó a meter lentamente su vergota como hasta la mitad, mientras yo sentía un gran dolor pero a la vez algo taaaaan rico que no es posible explicar. Sacaba un poco y la dejaba entrar y de repente la metió completa y el dolor que sentí fue indescriptible. Luis no se movía...

- Aguántela así un ratito, ya la tiene toda dentro, disfrute.
- Duele mucho pero a la vez se siente placentero.

Luis empieza el mete y saca por varios minutos y cada vez más rápido. El dolor ya no estaba, todo era placer y se sentía tan rico y se escuchaba el sonido de cuando una verdadera verga entraba y salía con bastante vaselina. Hasta eso daba lugar al disfrute. Lo que estábamos haciendo era un sueño, una delicia, un verdadero placer.   Pasaron unos 15 minutos donde ambos jadeábamos, cambiamos de posición sin que Luis sacara esa vergota de mi culo. Ya yo estaba boca arriba en el mueble y el sobre mi con mis piernas sobre sus hombros cuando de repente me dice

- estoy apunto de regarme, ya no aguanto más, te quiero dar leche, toda mi leche
- démela toda, la quierooooooooo, que ricoooooo, deme, deme, deme

No se puede decir lo que sentí cuando Luis me empezó a besar con más pasión y yo empecé a sentir varios chorros de su leche que me iba dejando dentro.   En verdad Luis tenía demasiada leche guardada, duró bastante en terminar y en ese momento en vez de sacar su pichota de mi ano, me empezó a masturbar y a la vez a meter y saber hasta que me hizo venir con litros de leche.

Realmente ha sido una de las mejores culiada que me han dado y es tanto lo que disfruté esa venida de él dentro de mi como la que yo tuve dentro de él que fue igual de espectacular. Eso se los contaré pronto.   Lo que si es que ahora somos "grandes amigos" y a veces salimos a "juagar futbol" con otros compañeros, aunque a veces yo llevo el culo lleno de su leche o él lleno de la mía. Escriba si quiere opinar sobre mi relato. Y tengo varios más para poneros acá.   Gracias por su atención.

                                




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


humbost2


Nombre do Relato
Mi vecino casado (humbost2@outlook.com)

Codigo do Relato
5607

Categoria
Gay

Fecha Envio
13/dic/2016

Votos
0