PARA VOS (S)
( Relatos Fantasias )




Estaba tremendamente exitada, Lean me estaba dando una cogida muy, pero muy rica. Hasta que de pronto volvió a insistirme de tener sexo anal. Eso me enojo mucho y me saco del climax. “Ya basta” le dije enérgicamente, ya que no era la primera vez que me lo pedia, pero no. No estaba preparada, no quería, tenia 18 años y no sentía deseos de probar aquello que Lean casi me rogaba. Me vesti y me fui de allí, mi novio me miro en silencio, pero cuando me marchaba me dijo “Espero que no te arrepientas de lo que acabas de hacer” Solo lo mire, estaba demasiado enojada para contestar algo que no sea una grosería y me fui.      Paso toda una semana sin noticias de el o mejor dicho cada vez que lo llamaba no me atendía el teléfono. Pero yo lo amaba y eso me hizo repensar las cosas. Metiéndome en las paginas de sexo me puse a averiguar lo que mas podía sobre dicha practica. Encontré de todo, mujeres que lloraban a mares, otras que les gustaba y algunas mas zarpadas con dos vergas en el culo.   Entonces busque otro tipo de información, como prepararse, posiciones y cosas por el estilo.   Gracias a esa información tome una de ellas y la puse en practica, se trataba de lavar muy bien la zona, con lavativas y enemas para dejar el recto bien limpio, unos masajes con los dedos y/o cosas pequeñas para dilatar de a poco, perfumes sin alcohol y lubricantes, tipo gel. Como Lean no me atendía después de prepararme por toda una semana, decidi dejarle un msj.    Msj que por lo visto en jamás leyó, recuerdo que en el puse algo asi “Bebe, no estes enojado, mañana voy a verte y te dare una grata sorpresa” Si… lo había decidido dejaría que me estrenara el culito, mi amor por el y la info que recogi me hicieron tomar la decisión. Aquella tarde me prepare de manera especial, duchadita, depiladita, perfumadita me dispuse a vestirme. Elegi una tanguita hilo dental roja con un moño en la parte sueprior de la espalda.       Sin corpiño me calce un solero corto, don faldita de vuelos, mire al espejo y vi una putita, me gusto. Sali de casa rumbo al encuentro con mi amado, caminar por la calle, sentir el roce de mi vestidito sobre mis nalgas y la mirada sin disimulo de los tipos a mi paso me hacían sentir deseada, y porque no decirlo, me exitaba mucho moviendo mi cuerpo para quien deseara verlo. Todo era perfecto y en mi cabecita solo estaba el reencuentro con Lean, ya deseaba verlo, ver su cara al momento de intimar con el y darle lo que tanto el deseaba y porque no decirlo, yo también    Al llegar al edificio llame el ascensor, cuando se abrió me encontré con el encargado del mismo. Sus ojos se clavaron en mi, dándole la espalda pude ver como miraba mi cola, asi es que traviesa yo, la saque un poco mas para que se deleitara con ella. Hice que me acomodaba el pelo cuando mirando de reojo pude ver como se sobaba la pija sobre el pantalón. Me sonreí y Sali del ascensor.   Todo parecía inmejorable, acomode mis tetas y mi vestido antes de entrar con mis llaves, al dpto. de Lean. Casi sin hacer ruido me cole en su casa, mire hacia los lados y no se lo veía por ahí. Pensé estará en el cuarto y allí me dirigi…. Abri la puerta y todo se vino abajo, ahí estaba mi novio teniendo sexo con otra mina y lo peor era que le estaba haciendo el culo. “hijo de putaaaa” le espete. El sorprendido me miro y se puso blanco. No le di tiempo a nada, Sali de allí al mismo tiempo que afuera se desataba una gran tormenta de verano. Estaba shokeada, dolida y casi ni me importaba empaparme bajo la lluvia. Llore, lo maldije, jure que eso seria lo ultimo que me haría.      El aguacero era terrible, deambule sin sentido hasta un estacionamiento cercano, la idea era cubrirme de aquella tormenta. Ya empezaba a hacerme frio y eran como las 19 hs. Como dije me meti en ese estacionamiento, allí estaba yo, con bronca y empapada cuando de pronto una voz me sorprende, “hola linda, te agarro la tormenta? “ fue la pregunta de un hombre de unos 45años mas o menos, alto, sonrisa amable y algo corpulento. “Parece que se va a caer el cielo” respondi algo nerviosa, “pero estas toda mojada” me dijo    “Saul” me dijo estirando su mano. Como respuesta me presente “soledad, perdón pero llueve mucho” dije al tiempo que extendia mi mano. Me pregunto que me pasaba, que me notaba mal. “Aveces pasan cosas feas, es todo” le dije “Pasa, te dare algo para secarte y un poco de café” dijo Saul… lo segui casi sollozando. Me ofreció con que secarme y noto mis lagrimas, “a ver linda, contame lo que te pasa, asi podre ayudarte” “No, no creo que pueda ayudarme, pero bueno gracias igual” conteste timida Me dio una toalla y una camisa, me indico donde estaba el baño para que pudiera secarme.    Entre en el, me quite el vestido, seque mis cabellos y mi cuerpo, me puse la camisa que me había dado y apenas tapaba mis nalgas y Sali. “bien, vamos a secar esto” dijo tomando mi vestido para ponerlo delante de un caloventor al tiempo que me sentaba en una silla delante de el. Insistio en que le contara lo que me ocurria, le dije que no, que me daba un poco de pena decirle. Dijo que no me preocupara, que hablase con libertad, entonces le dije que acababa de pelearme con mi novio. “como puede ser eso? Una chica tan linda con penas del corazn? Que te hizo? . No sabia que hacer pero le dije, acabo de encontrarlo con otra, por eso estoy asi mal” Siguio indagándome, “como pudo hacerte eso? “ Le explique que aveces las cosas pasan y uno no entiende porque, mientras mis lagrimas caian. Se acerco, acaricio mi cara, seco mis lagrimas diciendo que el seguro no valia la pena una sola de mis lagrimas. Sonreí con esfuerzo en modo de agradecimiento. Me dijo que no me sintiera mal, que seguro muchos muchachos desearían tener una novia tan linda como yo, que el no me merecía seguramente.Note que miraba mis muslos de manera disimulada y no se porque rara razón eso me gustaba.      Porque fue que te engaño ese tipo, me pregunto. Yo no sabia que decirle, entonces dije sexo.    Acaso te apuro para tener sexo? Pregunto Saul. “No, me apresure a decir, no se como explicarlo” Contame Sole, me dijo, ay voy a cerrar y tendre tiempo de escucharte. Fue a bajar la persiana y volvió a mi lado, para entonces yo estaba dándole la espalda y se que al estirarme por mi celular pudo ver mis nalgas, mi hilo dental perdido entre ellas. Gire rápidamente. “dale linda, que fue lo que paso?” No se como pero empece a contarle, “el quería que tuviéramos sexo anal” le dije mientras el abria grande los ojos. “y no lo has hecho?” pregunto… No, respondi rápidamente. Se acerco a mi y acaricio otra vez mis mejillas, solo que ahora ya me había gustado sentir el roce de su mano, mano que tome y en agradecimiento bese. Me abrazo asi parado como estaba, mi carita quedaba a la altura de su cintura, sentí la pequeña presión que hizo para acercarme a su bulto.      No dije nada, quizás no estaba pensando en nada yo. “no te gusta el sexo anal bebe?” pregunto. “Nunca lo hice… en relidad hoy iba a intentarlo con el” levanto mi mentón, se acerco hasta quedar su boca al alcance de la mia, me beso y para mi sorpresa respondi a ese beso. Su lengua se enredaba con la miacuando siento que cuela una mano por la camisa para acariciar mis tetas, las apretó y pellizco mis pezones mientras me comia la boca. Un golpe eléctrico se apodero de mi ser. Me levanto para sentarme en el escritorio de esa oficina, mirándome fijamente fue desabrochando la camisa, yo solo lo miraba, miraba como ese hombre maduro me había atrapado Ya con la camisa abierta comenzó a besarme desde el cuello hacia abajo, beso cada uno de mis pechos, lamio mis pezones, los mordió bien rico haciéndome estremecer. Siguió su recorrido por mi vientre, se detuvo en mi ombligo, su lengua jugaba con el mientras yo estaba loquita con los juegos que aquel madurito me hacia. Su boca, su lengua seguían su recorrido, ahora mi ingle recibia sus besos y lamidas, la exitacion aumentaba, jugo con los bordes de mi tanguita que para ese entonces estaba mas que humeda, me hizo desearlo, su dedo recorría solo el contorno de mi pequeña prenda. De pronto su dedo toco la suavidad de mis labios vaginales. “mmmmm, una bebitaa” dijo pero no siguió, por el contrario volvió a mi boca para besarme como nunca lo habían hecho hasta entonces. Se acomodo delante mio, levanto mis piernas lara besarlas y lamerlas. Mordía suavemente el interior de mis muslos y cuando levanto mis piernas sobre sus hombros vio todo mi culo apenas cubierto (cubierto?) por el hilo de mi tanga, “bebe con razón quieren hacerte la cola” solo le sonreí, abrió mis piernas y se incrusto entre ellas. Mordió mi tanguita y la tiro hacia abajo, mi conchita suave y totalmente depílada quedo expuesta ante sus ojos “mmmmmmmmm” Fue su expresión abriendome con los dedos comenzó a lengüetearla, demasiado para mi estado, ya que sin poder contenerme me fui en un primer orgasmo increíble…. Sorprendentemente Saul no dejaba de chuparme, estaba como póseido, concentrado en mi vagina que era un mar de lo mojada que estaba, uno de sus dedos se abria paso y se metia bien adentro de mi conchita “ahhhh, seeeeeee” fue mi gemido de aprobación, ese sabio hombre que podría haber sido mi padre me staba haciendo gozar como la putita que vi en el espejo antes de salir de casa. “sole que pendeja mas rica sos” decía apenas apartándose de mi conchita. Si todo eso habría sido bueno, cuando atrapo mi clítoris me llevo al cieloooo. Lo chupaba como si fuese un caramelo haciéndome acabar por segunda vez en poco tiempo. Casi ahogada de tanto placer y jadeante lo atraje a mi para besarlo de manera tremendamente apasionada. Subi mi tanguita como pude y baje de aquel escritorio mirandolo a los ojos comencé a sobar su vergas por sobre el pantalón.   Podía sentirla, palparla, grande y empezaba a endurecerse. Mirándolo a los ojos baje la cremallera de sus pantalones acaricie su verga a través de la tela del bóxer, sin quitarle la vista de encima.Se notaba grande, cosa que después comprobé al sacarla fuera del bóxer. Era una pija de muy buenas proporciones, si bien su cabeza no era grande, se ensanchaba mucho en el tronco y la base Se veía gorda, larga y aun no estaba en su plenitud. Estaba allí, con esa gran verga en mi manito.    Pase mi lengua por ella, pude sentir como Saul se estremeció al sentirla. Me gusto su sabor y la verdad que estaba que volaba de calentura, si con alguien mayor, con alguien que apenas conocía. Decidida me lance a meterme esa pija en la boca, dándole chupones grandes y con ruiditos muy exitantes. En poco tiempo aquella pija tomo su dimensión máxima, me sorprendió gratamente y chupe con mas ganas, levante el tronco para lamer y meterme una a una sus bolas en mi boca. Saul gozaba de mi boca y yo de su verga, tanto que en un momento quizo meterla toda en mi boca, pero era muy grande y me dieron arcadas, volvió a intentarlo y les juro que falto muy poco para que semejante verga desapareciera en mi boquita. Mi madurito estaba tan caliente que sostuvo mi cabeza y acompaso su ritmo cogiéndome la boca, estaba muy tenso y de repente sentí el primer chorro de su espeso semen impactar en mi garganta, quise quitarlo, pero no me dejo. Tres disparos mas inundaron mi boca, tuve que tragarlo todo, o me ahogaría. Saul aminoro sus arremetidas pero esta vez fui yo quien no lo soltaba, mame esa verga hasta que no salió mas leche Fue entonces cuando el me levanto y apoyándome en el escritorio de frente a el, abrio mis piernas y lentamente me fue penetrando mi conchita bien lubricada, igual eso no evito que me doliera la entrada de esa hermosa verga “auuuuuu, shhhhhhhhhhh, despacitooo” atine a decirle a mi maduro amante, que luego de alojarme toda su verga dentro de mi concha comenzó a moverse. Entraba y salía de mi vagina que lo devoraba a pesar de la incomodidad por sus dimensiones.Me sentía llena por esa hermosa píja, podía sentir el roce de esa verga en mis paredes vaginales y mas loca me ponía. Lo tome del cuello para comerle la boca, meter bien adentro de su boca mi lengua. Como respuesta mi amante levanto mis piernas en sus hombros y la penetración fue completa, profunda y llena de morbo. A esa altura balbuceaba cosas como “ dios que rico me coges papi, dame, dame mas papuuuuuuu” ni yo creía lo que escuchaba salir de mi boca al tiempo que un orgasmo tremendo sacudió todo mi cuerpo. El se dio cuanta y acelero el mete saca, al tiempo que me decía “que pendeja mas putita sos, soleeeeeee” cuando pude recomponerme, Saul se salió y me pidió que me ponga en 4 sobre un sillón que había en el lugar. Sin dudarlo obedeci su petición, ya que es mi poses preferida. Una vez acomodada el se acerco y comenzó a chuparme toda entera, su lengua viajaba desde mi concha hasta el agujero de mi ano.Me estaba haciendo ver las estrellas, yo jadeaba y jadeaba disfrutando la sabiduría de esa lengua. Estuvo asi un buen rato, me daba nalgadas que me hacían doler, pero en ningún momento me queje, solo sabia que ese hombre me cogería a su antojo. De pronto empezó a frotar mi concha con su pija, yo esperaba el toque a fondo sobre mi concha, pero me hacia desearlo, cada vez mas. Lejos de metérmela en la concha como esperaba, volvió a lamerme toda y lentamente comenzó z meter un dedo en mi culito, sorprendida gemi suavemente, cosa que a Saul le agrado bastante. “Asi que la nena quiere que le estrenen el culito?” pregunto. Recuerdo eso porque en ese instante pensé rápidamente en el tamaño de su verga. “No papi, no lo hagas le respondi. “Ah no hermosa, papi te va a estrenar este culo tan rico que tenes, mmmmmmmmmmm” me decía mientras ya su dedo metido hasta el tope jugaba con mi virgen anito. En la posocion de estaba me era muy difícil zafarme, pero estaba atemorizada “porfa, la colita noooo” insisti. Por respuesta recibi un nalgada y un reto “a ver linda, viniste a hacerte romper el culito y eso es lo que voy a hacer” me dijo al tiempo que tiraba de mis cabellos. No se porque raro motivo eso en vez de enojarme me calentó mucho, asi es que no dije nada, solo esperaba que el hiciera lo suyo aun sabiendo que no seria tarea fácil aguantarlo. Sentía como frotaba su pija entre mis nalgas y mi concha jugosa y yo obvio gozaba sentirlo ahí. Hasta que de pronto sentí como escupió mi agujerito trasero, me afirmo de la cintura, apoyo su verga en mi ano y comenzó a presionar. De pronto sentí como una puñalada, ardorosa, dolorosa “ayyyyyy noooooooooooo” atine a decir cuando esa pija logro su cometido, abrirse paso entre mis nalgas, el dolor fue tremendo, pedi, rogue, suplique, pero no hubo caso “Sacala, sácamela me dueleeeeee, para, basta paraaaaaaaa” me expresaba entre sollozos y tratando de apretar mis esfínteres pa impedirle que avanzara mas. Esto por el contrario lo estimulo ya que me dijo “mmmmmmmmmmmmm que rico lo mordes bebeeeee, dale dejalo ir mas adentro amor” Mi respiracion, mis jadeos podían escucharse a cuadras de allí. Podía sentir claramente cada centímetro de esa verga abrirse paso dentro de mi ex virgen culo. “Eso es bebe, abre ese culito para mi” me decía aquel hombre maduro que, por culpa de mi novio, al que maldije, me sodomizaba a su antojo. Sin darme cuenta entre gemidos y escalofríos note que era yo la que movia mi culito de manera armoniosa y también percibía que el dolor ya no era tanto. Pase mi mano hacia atrás y toque la verga de mi amante, aun faltaba entrar una buena porción de esa carne que parecía un candente hierro, en ese preciso momento volvi a sentir temor Nunca tan infundado mi temor ya que aquel hombre se movia cada vez mas y mas presionando. Hasta que en un momento dado comenzó a empujar hacia adentro. “Auuuuuuuuuuuuuuuuu, nooooooooooooooooo” , volvi a rogar pero ni tomo en cuenta mi petición.Pude sentir sus huevos golpear lo labios de mi conchita, supe que me la había enterrado toda Quede casi inmóvil y por suerte el también atino a quedarse quieto mientras mi culo se amoldaba a esa poronga. Debo confesar que todo eso produjo un tremendo escalofrio en mi y un orgasmo que jamás había experimentado mi torso cayo sobre mis hombros dejando bien expuesto mi culo. Lentamente Saul comenzó a bombearme, podía sentirlo ir y venir con su pija por las cavidades de mi ano, eso comenzó a gustarme y se lo demostraba con gemiditos muy calientes “ahh, mmmm” “Que hermoso culito tenes nenaaaa, ves como si me comes toda la verga?” me adulaba y preguntaba sin parar de culearme. Como pude me afirme en mis brazos y comencé a menear el culo haciendo mas placida su faena. Por primera vez voltee a mirarlo, ver su cara de gozo me impacto tanto que le solte “papi me rompiste la colitaaaaa” poniendo carita de putita. “Sole gracias por haber venido hoy aquí” me decía mientras me daba palmadas, una tras otra.   Paso su mano por debajo y comenzó a frotarme la conchita y eso hizo que acabara una vez mas. Luego de un par de bombazos me dijo que abriera mis nalgas con las manos. Volvi a obedecer. Entonces saco su pija de mi culo haciéndolo sonar como si reventaran un globo “mmmmmmmm, que hermoso te quedo bebe, muy abierto y rojoooooo” Creo que era verdad, porque por primera vez desde que empezó todo aquello me sentí vacia, podía sentir el aire colarse en el agujero de mi destrozado culito. No se hizo esperar y volvió a metérmela toda, casi de un solo golpe. Ya no fue grito, fue suspiro como de alguien que espera con ansias algo y lo consigue. Esa gran verga taladraba no solo mi ano, también mi cabecita, que volaba a lo hermoso que seria tener siempre este macho para mi. Me habrá culeado como media hora y note que se quedo algo quieto, que bajaba la velocidad de las penetraciones. Volvi a mirarlo y le pregunte “que pasa papi?” ya casi ni se movia. “Ya no aguanto mas bombon” me dijo…. Di un alarido, como un grito de guerra, por primera vez lo tenia a mi merced y se lo hice saber, como? Moviendo mi cola muy suavemente, muy sensualmente, haciéndolo sufrir ya que trataba el de contenerse y no acabar. Podía sentir los latidos de su verga, estaba mas dura que nunca y daba pequeños tironcitos dentro de mi culo. De repente dejaba de moverme, luego otra vez mirándolo a los ojos, meneando y apretando los esfínteres para que sintiese la presión que ejercía esa nena que se estaba comiendo “muévete papi” le solte con vos de nenita putita. El no respondió, entonces volvi a moverme a menear mi culo ensartado por su rica verga… al fin me tomo de las caderas y sentí el primer chorro de su semen caliente inundar mis intestinos. Al sentirlo me pegue a el y sacudi lo mas que pude mi orto contra su pelvis. Lo sentía jadear, bufar, tensarse al tiempo que toda su leche era depositada en lo mas profundo de mi culo. Me atrajo a el y me dio un beso de lengua muy caliente y prolongado.   Nos quedamos asi, como abotonados unos minutos, su verga aun tenia consistencia para no salirse de mi ano, apretaba mis tetas mientras nuestras lengua se unian en una lucha delicosa. Al fin su verga salió de mi interior, pase al baño a asearme un poco, allí pude comprobar lo dilatado de mi culito recién estrenado. Al salir Saul me esperaba para llevarme a casa, la lluvia había cesado. Como no quise que me acompañara mi amante madurito pago un taxi para que pueda llegar a casa. Lo agradeci, ya que estaba bastante maltrecha debido a lo ocurrido momentos antes. Me despedi de el con la promesa de volver a encontrarnos. Mientras iba camino a casa me fue inevitable pensar en mi novio, pensar que mi culo, que el tanto deseaba ya había encontrado dueño, sonreí pícaramente y me jure que no se lo daría, que solo Saul el placer de hacérmelo.    Espero les guste esta historia, real o fantasia? Solo se que alguien se sentirá dichoso de saber lo que aquí les cuento
BESITOS PAPI
Solyyy_bb........


                                 

                                




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


solyyy


Nombre do Relato
PARA VOS (S)

Codigo do Relato
5603

Categoria
Fantasias

Fecha Envio
06/dic/2016

Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

3561 - hombre de famila
3749 - la promesa de mama
5157 - LA PROMESA DE MAMA 2
5289 - FIN DE SEMANA NO TAN SANTO