Con mi amigo de la oficina
( Relatos Heterosexuales )




Hola otra vez estoy de nuevo por aquí para contarles mi última aventura, hace meses entro a trabajar un contador a la oficina él se llama Alfredo, el es muy guapo y todas en la oficina morían por él, solo que él era muy odioso y a nadie le hablaba. Un día el llego a comer y yo estaba en el comedor calentando mi comida, ese día comenzamos a platicar y en la plática salió que vivíamos muy cerca, a lo cual nos empezamos a ir juntos un día fuimos a tomar un café, ese día yo llevaba unos leggis negros y una blusa descotada negra, como ya les he contado en otros relatos tengo unas tetas grandes, así que ya se imaginaran como casi se salían de la blusa Y bueno ese día compramos para acompañar el café un pastel de zanahoria, una migaja grande se me fue hacia los pechos y me reí y trate de sacarla y él me dijo te ayudo, a lo que le respondí no té atreves. En eso me besó fue un beso tan cachondo que me empecé a mojar el toco mi vagina y me empecé a poner muy caliente, no lo pensamos 2 veces y nos fuimos al hotel al llegar me empezó a desvestir, besaba mis pechos como loco yo gemía de placer, después me recostó en la cama y me quitó mis leggins y traía una tanguita de encaje negra y empezó a chuparme mi pucha encima de mi tanguita la hizo a un lado, y se empezó a comer mi conchita, sentía como su lengua me frotaba mí clitoris, es un experto con la lengua, me vine a chorros en su cara. En eso le quite el pantalón y empecé a mamaraela es un verga grande, gruesa y venosa, la tome en mis manos y me la metí en la boca no me cabía, me tomó de los cabellos y me empujó hacia el, seguí mamandosela, luego le succione los huecos el hacia una cara de placer, se vino en mi boca y me trague su leche después me puso en 4 y me empezó a meter y sacar la verga yo gemía, me empezó a dar nalgadas fuertes y a decirme "que rico coges puta" así trágate mi verga, que rico te mueves, se me vino otro p orgasmo ya la cama estaba empapada, me vengo cañón y eso a él le encanta, después fue de misionero sentí su verga esa noche como nunca nadie me la había metido.
Pero ahí no termina todo pues los dos somos muy calientes y cogemos donde nos agarre la calentura, nos gusta irnos en metro para que el pueda irme manoseando cuando va súper lleno, me mete los dedos en mi panocha y me hace jadear hay gente que se ha dado cuenta pero no nos importa.
Ya les contaré cuando cogimos en la bodega de triques de la oficina.




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil Monjitasexosa
Monjitasexosa


Nombre do Relato
Con mi amigo de la oficina

Codigo do Relato
5552

Categoria
Heterosexuales

Fecha Envio
06/nov/2016

Votos
0