Adicta a los tríos.
( Relatos Confesiones )




La vida sexual que llevo con mi marido es muy honesta, me gusta y me excita mucho saber que se va a coger con alguien, por suerte siempre me cuenta; asi que cuando llega el momento de irse con su conquista, estoy mas que caliente, me imagino paso a paso lo que se van haciendo, como se besan, se desnudan, como el le masajea y besa sus senos, como baja su mano y toca su conchita mojada y le mete los dedos para sentir como resbalan facilmente, como ella se arrodilla y se mete su rica verga en la boca succionando y haciendole sentir muy rico, todo me imagino, muero de ganas de estar en ese momento ahí mismo viendo como la penetra, como ella lo esta gozando justo como lo gozo yo, cuando ella se le monte y ver como le brincan sus senos de arremeter contra el, toda esa situacion me vuelve loca, pero ademas quiero que cuando el llegue a casa me cuente todo con lujo de detalles y si ademas me lo va haciendo a mi tambien, pues, que mejor, aunque para ser honesta algunas veces no llego hasta cuando el regresa, la verdad me excita al grado de masturbarme como loca, supongo que eso podria darle un poco de tregua para recuperarse de la revolcada que se dieron, para que yo reciba la mia.

De la misma manera a mi marido le gusta verme con otros, me gusta mas que participe, pero la mayoria de las veces esta como espectador, disfruta mucho de ver como me penetran, los momentos en los que estoy teniendo mis orgasmos, y sobre todo le encanta que le eyaculen dentro para ver como escurre por mis piernas.
Soy muy sexual, siempre estoy pensando en eso, por la calle si veo a alguien que me gusta me estoy imaginando todo con el, con todo mundo tengo fantasias sexuales.

Alguna ves fuimos a un bar SW para intercambiarnos y poder vernos, esta bien, el ambiente es agradable, la gente tambien, pero no fue del todo satisfactoria, la cosa es que como estas en una habitacion con mas parejas teniendo sexo, el cuarto esta en penumbras y ademas tienes espacio limitado, sin decir que no esta bien, no era lo que buscabamos. Por cierto ese dia, yo me lleve una mini falda con tanga, y quise inclinarme para darle una mamadita a mi esposo y alguien me llego por detras, le pidio permiso a mi marido escuche como rompia el sobrecito y haciendo de lado el hilo, me la metio, me dio unas ricas estocadas al grado que consiguio que tuviera un orgasmo vaginal, cosa que sucede poco. Hicimos la platica con la pareja con la que intercambiamos, pero no salio del bar. De regreso a casa le comente que la pase bien pero aun asi preferia algo mas intimo y con mas luz, la chica con la que el estuvo nunca logre ver su cara de placer por mucho que escuche sus gemidos, queria ver mas.

Total que planeamos contactar con alguien que quisiera participar con nosotros, por azares de la vida el primo de mi esposo se volvio mi amante, y pues... le dabamos gusto a cuerpo y una de las cosas que mas disfruto de los trios es el sandwich, no hay nada mejor que tener dos ricas vergas bombeandome mis orificios, arrancandome los orgasmos mas intensos que pueda tener, es deliciosamente adictivo al grado de querer tener uno mas en la boca, claro cada ves mas y mas.

Como todo cumple su ciclo, mi marido y yo tuvimos que irnos por cuestiones de trabajo, nos fuimos de la ciudad, a comenzar por otro lado y que dificil fue, la gente de provincia no piensa igual, asi que tuve que cuidar mucho lo que hacia, decia y proyectaba, cosa que fue demasiado complicado, pero dicen que el que busca encuentra, en el mismo edificio donde yo trabajaba pero en otro piso habia un chico precioso, me gusto desde el primer dia que lo vi, hice de todo para conocerlo hasta que por fin me lo presentaron, nos caimos muy bien, me era muy simpatico, pero no podia evitar el imaginarme con el, logre una muy buena amistad y se lo presente a mi marido de igual manera se hicieron amigos. Un dia, mi esposo nos vio juntos y me dijo, esta loco por ti! mi corazon se acelero, obvio, mi rajita se calento como caldero, lo primero que pense fue en llevarmelo a la cama, pero, como le propondria que mi esposo estuviera presente? No me importaba para nada tener sexo primero a solas con el, pero ellos dos se llevaban muy bien y platicabamos muy bien del sexo, asi que por lo menos el ya sabria que disfrutamos de la variedad en nuestra relacion; estaba un poco preocupada de que rechazara la propuesta, de verdad me gustaba mucho, su cabello ondulado y desordenado, su cara varonil de chico bueno, su piel clara, sus ojos... puedo seguir asi con cada centimetro de su cuerpo.

Un dia le pedi que fuera a casa para que me ayudara a bajar unas cajas y de paso comiera con nosotros, era sabado y llego al medio dia, mucho antes de la hora que le habia dicho, pero no me importo solo que me encontro en fachas, unas likras y una playera de tirantes sin ropa interior, mi esposo justo estaba saliendo para arreglar un asunto rapido y regresaba, asi que le dijo que pasara y que nos veriamos en un rato, me guiño el ojo y salio; mi amigo, me comio con la vista y me gusto, lo deje un momento ayudandome con las cajas y me fui a llamarle a mi marido, le pregunte que voy a hacer? Me dijo empieza, esta aqui por ti, yo los alcanzo! mi cabeza me iba a estallar, ni decir de mi rajita, estaba que ardia, asi que me acerque a el que solo estaba parado esperando haber que mas, lo bese y correspondio muuuy bien, nuestras manos se volvieron locas dejandonos desnudos, descubri su pene precioso, blanco, derecho, ancho largo, me lo comia como una paleta deliciosa, sus manos me volvian loca con cada roce que me daban, apretujaba mis senos con mucha pasion, me gustaba sentir su nerviosismo, me cargo por las nalgas y me subio a la mesa, me abrio las piernas poniendolas sobre sus hombros, para darme las lamidas mas profundas que me han dado, mientras sus dedos jugaban con mi ano, provocando orgasmos que me hacian gritar , queria ya que me la metiera, la queria toda dentro y que ademas empujara a mas no poder, se la pedia con desesperacion, pero solo dijo, espera he deseado tanto esto que quiero que dure por si no vuelve a pasar, me volteo y siguio lamiendo mi ano, preguntandome si lo uso y si lo dejaba usarlo? le dije que si, incluso junto con mi esposo, pero solo despues de hacermelo primero por el frente, tenemos tiempo, despues de probar todo mi cuerpo y tenerme vuelta loca me dijo que si nos ibamos al sofa, me baje de la mesa lo tome de la mano y lo lleve a la sala, lo empuje y lo monte, ya no iba a dejar que me torturara mas, me restregue como loca, solo tenia orgasmo tras orgasmo, pero no queria acabarmelos todos de un jalon me contuve solo para ver si llegaba mi marido a tiempo para tenerlos a los dos, llego el momento de que el terminara y se puso encima de mi, me dio unas cuantas estocadas muy buenas y tristemente me la saco, para darme su lechita en mi vientre que llego hasta mi barbilla, se dejo caer a mi lado, pero no le solte su verga y segui dandole masaje, intente hacer que no se le bajara su ereccion; de repente recciono y pregunto muy sorprendido ¿COMO CON TU ESPOSO? le dije que me gustan mucho los trios para que me hicieran en sandwich, despues de unos segundos dijo mas entusiasmado, yo encantado, y comenzo de nuevo a besarme. Despues de unas horas de aqui para alla, dandonos, mi esposo me encontro en el comedor sentada en mi amigo frente a frente, le estire la mano y lo jale para besarlo y le pregunte si te nos unes, dijo encantado, se quito su ropa, me los lleve a la habitacion y les di tratamiento a los dos, en una de esas mi esposo me mete los dedos en mi vagina y se sorprende de descubrir que no me habia llenado de lo suyo, le dije quiza sea la timidez de la primera vez, despues les suplique que por favor ya rellenenme, mi amigo sin dudarlo eligio el de atras y entre los dos me dejaron con relleno cremosito.

Se quedo con nosotros el fin completo y seguimos viendonos el resto del tiempo que estuvimos por alla, pero igual, todo en esta vida se acaba, de nuevo, teniamos que regresar a la ciudad, nos prometimos seguir en contacto, no dejar de hacer lo que haciamos, pero pues las cosas no siempre son como las queremos, regresando a la ciudad encontramos que el primo ya estaba viviendo con su novia, mientras con mi amigo me distanciaba mas y mas.

Ahora estoy en busca de un nuevo trio. Otra vez.




Enviar Mensaje autor

Comentarios


Me encanta tu relato, de la misma manera gozo mi sexualidad, me encanta estar entre dos machos dándome y en verdad que el tercero en la boca es aún mejor, esto es adictivo.
perfil Putishot


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


Buscotrio


Nombre do Relato
Adicta a los tríos.

Codigo do Relato
5537

Categoria
Confesiones

Fecha Envio
05/oct/2016

Votos
3

Relatos enviados por el mismo usuario