La ramera de catalina y su tía paulina
( Relatos Lesbicos )





Soy Catalina Maya tengo 21 años de edad, mido 1,70 m soy de pelo rubio tengo ojos cafés pero a veces me pongo lentes de contacto azules, mi cuerpo es muy bonito, lo cuido mucho en el gimnasio y estoy pendiente de los tratamientos para la piel y cosas así, soy estudiante de administración de empresas en la universidad de la ciudad donde vivo, yo comence a descubrir que era lesbiana mas o menos cuando tenia 12 años y comence a sentir atracción por las mujeres, especialmente por las maduras(que para mi van de los 28 a los 40), yo descubrí esto porque mi madre es una mujer que siempre ha tenido muchas amigas, y en ese entonces ella y algunas de sus amigas se quedaban a dormir en casa y por la mañana cuando Se levantaban en aquellos camisones semi-transparentes yo me quedaba con la boca abierta por la belleza de aquellas mujeres, pero yo no le prestaba mucha atención a aquello y me sentía apenada por pensar en el cuerpo de aquellas mujeres. !

En esa época yo tenia una profesora de español que se llamaba Sandra, tenia un cuerpito muy bien cuidado que a todos los muchachos de mi curso les gustaba, a mí también me llamaba mucho la atención. Durante unos dos años tuve muchas dudas acerca de si me gustaban los hombres o las mujeres, pero algo me hizo comprender que lo mi eran las mujeres y precisamente aquello paso con mi tía:

Mi tía se llamaba paulina, era la hermanita menor de mi mamá la consentida de la casa, para esa época ella tenia 32 años y era una madurita muy bien cuidada, tenia un hermosa cabello rubio y un cuerpo de ataque de donde destacaba su culo que para mi era perfecto y paradito y sus senos redonditos y provocativos además su deliciosa piel de durazno me enloquecía, ella no era como las otras tías, ella era mas liberal y había una cierta amistad entre ella y yo, si contar con que su físico me atraía mucho, pero seguía negándome a mi misma la posibilidad de ser lesbiana, para ese entonces yo ya tenia 14 años y estaba ya muy desarrollada, mis senos habían brotado, y como yo siempre he hecho mucho deporte mi culito estaba paradito y delicioso, había heredado la misma piel de durazno de mi tía que me esforzaba por broncear cada que podía para lograr unos escotes mucho más atractivos.

Yo estudiaba en el colegio de los jesuitas de mi ciudad, el uniforme del colegio me hacia ver espectacular y muy atractiva, los muchachos andaban todos tras de mí, yo no les prestaba atención, yo solo miraba en silencio a las amigas de mi madre y a mi profesora Sandra que cada vez se ponía mejor y en realidad estaba comenzando a despertar en mi, mis primeros pensamientos lujuriosos acerca de la anatomía femenina y eso me tenia muy preocupada.

Llegaron las vacaciones del colegio y como yo soy tan mala estudiante me toco quedarme en validación de materias, para ese entonces mi tía se había ido a pasar unos días a casa con nosotros mientras pintaban su hermoso apartamento de soltera. Estuvo viviendo en casa como 10 días durante los cuales nos hicimos amiguísimas, lo compartíamos todo, ella me prestaba alguna de su ropa, porque alguna me quedaba (ya se imaginarán lo apretadito que vestía mi tía), durante esos días salimos a bailar con sus amigas e hicimos muchas cosas, un día ella me llevo a una fiesta, al entrar me pareció extraño que no hubiera hombres en la habitación, pense que era una reunión de sus amigas porque algunas de ellas estaban ahí, nos sentamos en la sala y mi tía y sus amigas comenzaron a beber algo de tequila, me ofrecieron pero yo nunca me tomo un trago. Así paso toda la noche, realmente yo no note nada extraño hasta que como a las 11 la reunión se estaba apagando y una de esas preciosas mujeres amig! as de mi tía dijo que formáramos parejas y que bailáramos, a mí me pareció un poco "raro" pero no quería regresar a casa temprano, así que comenzamos a bailar, yo por supuesto bailaba con mi tía que estaba algo alegre con los tragos, comenzamos a bailar una música muy movida pero poco a poco fueron poniendo cosas mas románticas, y mi tía apretaba como no tienen idea, nuestros cuerpos estaban pegaditos y debo confesarles que me comenzó a gustar, una señora que yo no conocía apago la luz y las cosas se comenzaron a poner interesantes, mi tía comenzó a decirme al oído

- estas tan linda catalina, me gusta mucho que estés aquí conmigo.

- Gracias paulina tu también eres muy bonita y tu cuerpo es espectacular.

- Me encanta que pienses así de mi sobrinita.

Al mismo tiempo que me apretaba más. De pronto sentí sus labios en mi cuello y me comence a acalorar, me estaba besando el cuello dulce y provocativamente, yo llevaba puesta una blusita de tiras y bajo una de las tiras sin dejar descubierto mi seno y besaba mi hombro, de pronto sentí una pared detrás de mí y ella me empujo contra la pared, comía mi cuello a besos y también me besaba las mejillas, todo sucedió en pocos minutos pero su boca encontró a la mi y me comenzó a besar suave y dulcemente y yo conteste a su beso, lentamente nuestras lenguas entraron en el beso y en ese momento recupere la conciencia de mis actos y me di cuenta lo que estaba haciendo entonces salí corriendo de los brazos de mi tía y salí del apartamento.

Estuve bagando hasta las dos de la mañana en las calles pensando en lo que había hecho y de cómo me había gustado pero me asuste muchisimo y salí. Aún no me podía recuperar de aquel shock que me había dado el beso de mi tía y de cuanto me había gustado, tal vez eso era lo que me tenia mas preocupada, ¿porque yo disfrutaba eso?, No encontré ninguna respuesta y volví a casa y me acosté a dormir.

Los Días siguientes evite a mi tía mucho, pero él ultimo fue inevitable:

Llegue del colegio mas o menos a las 6 de la tarde después de validar la ultima materia, estaba muy cansada, rendida de tanto estudiar ya no daba mas, necesitaba un descanso, pero al entrar a mi casa esa tarde casi noche quede fría, hasta creo que palidecí, mi tía me estaba esperando en la sala y estaba mas hermosa de lo normal, vestía una hermosa blusa semi-transparente blanca, con un hermoso sostén de encaje del mismo color y una minifalda cortisima de color gris que dejaba ver esos hermosos muslos dorados que parecían recién bronceados y su pelo ensortijado y sedoso cayendo sobre sus hombros, era una sorpresa para mi encontrarla ahí porque para esas horas ella ya debería estar en su casa y lo mas extraño todavía era que en mi casa donde a las 6 siempre estaban todos parecía no haber nadie, yo trague saliva y respire profundo para poder disimular el susto, la salude y ella me contesto, antes de que yo lograra escapar de mi muy atractiva tía, ella me dijo que necesitaba que! habláramos entonces yo le dije que si, todo iba muy normal en la conversación hasta que ella toco el tema de lo que había pasado esa noche y me confeso que ella era lesbiana, yo me quede impresionada, pero después vino lo mas especial, se acerco un poco a mi y beso mi mejilla y susurro en mi oído que ella me amaba secretamente desde hace un tiempo que comence a convertirme en mujer, tan pronto escuche eso sus labios tocaron los míos y comenzamos a besarnos, ella cada vez se iba apasionando mas y me tomo de la nuca su lengua cada vez pulsaba mas por entrar y yo no podía evitarlo mas así que la deje, luego beso mis mejillas, mi oreja y bajo hasta mi cuello, el cual comenzó a lamer, a chupar y a morder, cada vez se apasionaba mas y me mordía mas fuerte, fue ahí donde comenzó por el primer botón de la blusa, lo desabotono y abrió la blusa un poco y me beso debajo del cuello, ahora subía besando mi cuello y bajaba lamiendo hasta el segundo botón, la lujuria ya se había apoderado ! de mi, no pensaba en nada, luego desabrocho el tercer botón y comenzó a ver mis pechos, segundos después comenzó a besarme en medio de ellos, subía lamiendo hasta mi cuello y bajaba metiendo su lengua en medio de mis inmaduros pero lindos senos, de pronto mi tía y se alejo un poco de mi y yo volví a la realidad, se acerco a mi oído y me pregunto "quieres que vallamos al cuarto de papito y mamita para que te conviertas en mujer ahí??", yo asentí con la cabeza y entonces subimos las escaleras tomadas de la mano y entramos al cuarto, yo me senté en la cabecera de la cama y mi tía se sentó a mi lado, y comenzó de nuevo las hostilidades, empezó a meter su lengua desde mi cuello hasta en medio de mis senos, desabrocho el resto de botones de la blusa del colegio y la tiro para atrás, volvió a besar y a chupar mi cuello, esta vez con mas fuerza que antes, succionaba mi cuello muy fuerte hasta que mi piel se ponía morada, mientras tanto hábilmente recogió mi falda a la altura de mi om! bligo y dejo mis blancas y húmedas bragitas al aire, bajo pro todo mi cuello y comenzó a besarme en medio de los senos otra vez pero esta vez se quedo ahí un buen rato mientras pellizcaba mis duros pezones con ambas manos muy fuerte, yo gemía de dolor y de placer boqueando por aire mientras ella mordía el broche delantero de mi bar y lo abrió dejando mis senos libres, hábilmente me deshice del bra y ella pudo succionar mi pezones, morderlos y lamerlos a su antojo mientras mi vagina se volvía un mar de jugos que empapaban mi pantie, mientras me mordía muy fuerte los pezones bajo sus manos y comenzó a acariciar mi chochito suave y tiernamente jugando con el a través de mi pantie y por fin la deliciosa boca bajo a donde debía, besando mi estomago bajo hasta que su cara estuvo frente a mi chochito, y jalo mis panties, yo la ayude para que fuera mas fácil - estas mojadita bebe muy mojadita, decía ella, yo contestaba - oh si si paulina hazme mujer, mientras ella olía mi chochito - mmmmmm hueles a virgen que olor tan delicioso - si paulina eres la primera, se la primera no te detengas lo deseo ohhh ohhh - eres toda una prostituta niña ruega como lo hace una prostituta, yo no sabia que hacer así que conteste - por favor paulina lo necesito te lo ruego -di soy una ramera sucia bebe - soy una ramera, susurre - no te oí - SOY UNA RAMERA, UNA RAMERA SUCIA!!!, grite - di házmelo como la zorra que soy, mi bebe - HÁZMELO COMO LA ZORRA QUE SOY TÍA!!! grite de nuevo - mi linda ramera te lo mereces, sucia, sucia, eres una puta ella comenzó a lamer mi clítoris con su lengua, pronto comenzó a bajar por mi labio izquierdo y a subir por el derecho, abriendo así mi chochito e introduciendo su lengua en lo profundo, mientras yo poseída por el placer solo gemía algo fuerte, de pronto su lengua bajo algo y punzo en mi ano mientras su primer dedo el índice penetraba mi vagina llegando justo hasta mi himen, que iba empujando cada vez más, yo gemía como una loca su legua y su dedo me tenían como poseída, gritaba muy fuerte, su dedo rompió mi virginidad de una forma tan suave que solo grite un poco y algunas lagrimas se escurrieron por mis mejillas pero el placer desenfrenado que sentía se apodero de mi cuerpo y mi tía agrego otro dedo a mi vagina mientras su lengua se deleitaba en lo profundo de mi ano, cada vez me penetraba mas fuerte mi tía, yo gemía mas y mas fuerte hasta que vino ahí mi primer e inolvidable orgasmo, que fue una ola de placer en la cual grite como loca mientras mi tía sacaba sus dedos y se ! apresuraba a lamer mi conchita, tenia aquel volcánico y escandaloso orgasmo en el cual ella mi tía se bebía mis primeros licores de amor y pasión.

- Mi pequeña y sucia ramera es tu turno de hacérmelo - ohhh por dios tía estoy rendida, conteste.

- házmelo niña, mientras se acercaba y besaba mis labios y por primera vez probaba los jugos de una vagina aunque fueran los míos.

- un momento tía, conteste entre besos - AHORA SUCIA RAMERA, AHORA PUTA, AHORA!!!, Me grito ella.

Yo continúe besando su boca y saboreando mis jugos en ella, luego tomo mis manos y las llevo hasta su blusa, yo no me hice de rogar y comence a desabrochar uno por uno sus botones mientras, nos dábamos pequeños y mordelones besos en la boca, ella se termino de quitar la blusa y prosiguió con su bra, me tomo de la cabeza y puso mi cara frente a sus hermosos senos y yo comence a lactar como una pequeña, los chupaba con suavidad mientras ella recostada en al cabecera de la cama se desabrochaba la falda y la bajaba a la altura de sus rodillas, con sus manos como guía me bajo la cabeza hasta tenerme frente a sus hermosas tangas color negro, yo termine de bajar su falda y comence a deslizar sus panties por sus preciosas piernas entonces ella sumergió mi cara en el mar de jugos que era su vagina y me dijo que lamiera así que comence a lamer su clítoris, me encanto su sabor y al ver que la hacia gemir otra vez la lujuria hizo su parte, comence a lamerla fuertemente, deslice mi lengua! por su rajita hasta que esta abrió y la penetre moviendo mi lengua como una loca saciándome del dulce y a la vez salado sabor del chocho de mi tía, como aprendo tan rápido baje la cabeza y comence a aventurarme en su ano mientras mi dedo penetro por primera vez la vagina de una mujer, comence a meterlo y sacarlo suavemente mientras mi lengua penetraba el ano de mi tía, ella gemía como una loca, boqueaba por mas aire, así que agregue el segundo dedo a si vagina y comence a penetrarla, su cadera se movía al ritmo de mi dedo, se acompasaban rítmicamente y yo seguía lamiendo, hasta que los gemidos de mi tía se volvieron mas fuertes y mas, y dio un tremendo grito de placer, apretó mis dedos con su vagina y después los inundo con sus jugos, yo pronto lamí aquellos deliciosos y dulces fluidos hasta que no hubo mas, y me tire al lado de mi tía rendida de aquella odisea, pero ella comenzó a besarme la boca para probar sus jugos, comenzó tiernamente pero después fue retomando fuerzas ! y me tomo de la nuca y comenzó a besarme super apasionado, intercambiábamos saliva con fluidos de ambas, era delicioso!!, nos comenzamos a acariciar fuertemente de nuevo a tocarnos los chochitos y los senos, pronto mi tía se arrodillo y fue a buscar mi vagina poniéndome la suya en la cara (la posición 69) pronto me comenzó a gustar esta nueva posición, mi tía comenzó a lamer mi vagina y a penetrarla con su lengua y yo comence a hacer lo mismo, mi tía chupo uno de sus dedos y comenzó a pulsar con el en mi ano, rápidamente mi ano se dilato mientras, al mismo ritmo que ella hacia esto yo lamía su vagina y probaba los deliciosos néctares que ella me ofrecía, hasta que comenzó a lamerme mas fuerte y a penétrame anualmente mas duro, así que yo también comence a lamerla fuerte, fue entonces cuando otro mar de jugos estallo en su vagina y yo los bebí todos y seguí lamiéndola aun mas fuerte que antes y ella también me penetraba y lamía durísimo, nos empezamos a agitar y nuestro siguien! te orgasmo vino simultáneamente pero ella no paro ahí, seguí lamiendo y segundos después vino su siguiente orgasmo y luengos otro mas hasta que ya no pudo mas y dejo de lamer mi vagina y dio un gemido de placer impresionante y orino en mi boca, yo tomaba gustosa aquellos néctares que mi adorada tía me ofrecía y me lo tome todo, ella se reincorporo al acto y siguió lamiendo mi vagina y penetrando mi ano como antes, yo ya no pude mas y tuve un orgasmo tras otro que ella lamió gustosa, ambas terminamos rendidas de aquella odisea sexual que habíamos tenido, me despertó el teléfono como a las diez de la noche y eran mis padres que habían tenido que viajar de emergencia a la capital para hacer unos arreglos que y me dijeron que mi tía iba a cuidar de mi mientras ellos no estaban, que me portara bien con ella.

Como no me iba a portar bien con mi sexy y deseada tía si iba a estar todo el fin de semana en casa sola conmigo para repetir esta aventura y hacer otras cosas nuevas e interesantes no podía esperar a que depertarla para contárselo y besarla.

Tal vez continúe.....




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


Catalina


Nombre do Relato
La ramera de catalina y su tía paulina

Codigo do Relato
532

Categoria
Lesbicos

Fecha Envio
01/ene/1900

Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario