Marcela <3
( Relatos Amor Filial )




Hola!, últimamente los he abandonado muchísimo , pero tengo que esforzarme en mi carrera.
Les compartiré una historia muy bonita que sucedió con mi amor Marcela en Querétaro.
A ella no diré donde la conocí, pero adoro que nos enviemos fotos desnudas, y que nos masturbemos pensando una en la otra, porque realmente nos amamos, ella tiene la edad de... jaja preguntenlo, pero ya sabe mucho sobre como prender mi vagina.
Esta historia comienza cuando Marce y yo nos pusimos de acuerdo para que la fuera a visitar a Querétaro, llego el gran día y cuando estuve frente a ella no pude evitar darle un rico beso de lengua, cosa que estuvo mal pues su papá nos vio.
Ella es muy bonita, tiene unos senos preciosos y una vagina deliciosa, su papá se me quedaba viendo mucho durante todo el trayecto hasta su casa, cosa que no me incomodaba, pero no quería molestar a mi niña. Cuando llegamos inmediatamente me instale en la habitación de Marce, ambas dormiríamos en la misma cama, yo ya estaba deseando que nos fuéramos a acostar para poder acariciarla.
Ella me invito al centro de la ciudad con varias de sus amigas, todas muy lindas por cierto como para una gran orgia, me trataron muy bien, pero yo no me despegaba de mi niña, íbamos de la mano a todas partes y cuando podíamos nos besábamos, realmente nos amamos y nos lo demostrábamos a cada rato, en la tarde que volvimos a su casa, sus papás nos dijeron que saldrían, como saben que soy mayor de edad no dudaron en dejarnos solas, su hermano tampoco iba a estar, eso nos emocionó a ambas; pues sabíamos que era el momento de cumplir todas nuestras fantasías, ella mi hija y yo su mami.
Así fue, en cuanto nos dejaron solas, aproximadamente a las 6 de la tarde corrimos a su habitación y sin dudarlo nos empezamos a besar apasionadamente, nuestros besos eran ardientes, llenos de lujuria pero sobre todo de amor.
-Mami que rico besas- me dijo agitada
-Tu lengua merece ser mía- respondí excitada.
Rápidamente me quite la blusa y mi bra, mi niña no dudo un momento y comenzó a lamer mis tetas con mucho amor, masajeaba mis senos cuando me volvía a besar y de vez en cuando mordía mis ya calientes pezones. Hice lo mismo con ella, su blusa cayó al piso junto con su sostén y empecé a besar aquellos senos que tanto deseaba a través de mi computadora, ambas nos decíamos cosas muy lindas, pero no aguantamos mucho así que nos desnudamos completamente y empezamos a hacer un rico 69, la forma en la que ella envolvía mi vagina con su lengua era realmente exquisita, yo también le di una buena chupada de clítoris, nuestras vaginas estaban en la gloria, tanto tiempo masturbándonos y por fin podríamos hacerlo, pero una a la otra.
Luego ella me colocó en la cama para lamer mi vagina y que yo pudiera ver como lo hacía, su carita era de lujuria y deseo, la forma en la que metía sus dedos a mi vagina era de una profesional, no aguante mucho y me corrí en su rostro, ella estaba bastante agradecida con aquello, le dije que era mi turno, pero no aceptó, me puso de rodillas en su cama y comenzó a lamer mi ano, lo hacía muy delicioso, luego sacó un dildo y de un solo golpe me lo metió por mi esfínter, grite muy fuerte, pero cuando comencé a sentir el mete y saca de aquel artefacto y su lengua a la vez, volví a prenderme y el dolor desapareció.
-Aaaaaaah pero que perra eres- le dije muy caliente
-Cállate y goza puta- ella estaba bastante excitada
-Si hija, soy tu puta, tu putita y de nadie más, dame más rápido y fuerte-
-Mami, te amo, gracias por dejarme hacerte mía, eres y serás mi putita favorita- me dijo con mucha calentura
No sé cuánto tiempo estuvimos así, luego ambas hicimos unas tijeras deliciosas, la forma en la que frotamos nuestras vaginas era muy rica.
-Aaah Marce esto es delicioso-
-Si mami, eres la mejor, gracias por este día-
-Me encanta frotar mi vagina con la tuya-
-Ay mami, no sabes cuantas veces me masturbe deseando este momento-
-Te Amo mi niña-
-Te amo más mami-
Así estuvimos mucho tiempo hasta que ella se corrió, fue muy rico ya que su miel quedo impregnada a mi vagina, ella estaba apenada, pero yo realmente había gozado ese gran show. En cuanto yo terminé, ambas nos acostamos abrazándonos, acariciándonos y besándonos con mucha ternura, habíamos hecho el amor, pero minutos más tarde volvimos a la acción, no sabíamos cuánto tiempo íbamos a estar a solas, así que debíamos aprovecharlo, nuevamente ella me acostó boca arriba con las piernas abiertas, y empezó a darme una lamida de campeonato, yo sólo cerré los ojos, pasaron algunos minutos, cuando comencé a sentir a Marce un poco brusca con sus lamidas, al abrir mis ojos pude notar como su papá la penetraba por el ano, mi niña estaba excitadísima, y yo un poco espantada, pero se estaba cumpliendo el sueño de ella, que su padre se la cogiera mientras ella me hacía un oral.
El señor se sentó en la cama, acariciando su rica verga, era gruesa y de esas venosas, nos pidió que se la chupáramos y así lo hicimos, primero por turnos, para podernos atascar con aquel fierro, y luego las dos al mismo tiempo, cuando la tuvo muy lubricada me pidió que me diera unos sentones, Marcela se puso un poco celosa, pero al final terminó gustosa de ver como el pene de su padre entraba en mí ya hinchada vagina, fue rico como el señor movía sus caderas al ritmo de las mías y acariciaba mis senos, mientras chupaba los de su hija. Luego le tocó el turno a Marce, su ano ya había sido perforado por su padre, pero su vagina no, así que se apresuró a acomodarse y sólo de recordar su carita en cuanto tuvo aquel miembro dentro de ella me excito. A ellos los dejé a solas, pues se veía también como padre e hija cogían con deseo, le agarraba las nalgas, se las apretaba, metía su dedo en su ano, lamia sus senos, se besaban, mientras yo me masturbaba con aquel dildo, de pronto Marce comenzó a gemir muy excitada pues tuvo un orgasmo sobre la verga de su padre, algo muy delicioso, el señor no desistió y siguió penetrando a su bella hija hasta que se corrió en ella. Marce terminó agotada, así que nos dejó a su papá y a mi coger, pues quería ver como lo hacían su mami y su papi, me acosté en la cama al lado de Marce, coloque mis piernas en los hombros del señor y empecé a recibir su duro fierro una y otra vez, nos besamos, gemíamos, y nos decíamos groserías que excitaban el ambiente.
-¿Así que te cogiste a mi hija antes que yo verdad puta?-
-Si imbécil, me la cogí y ella me cogió a mí-
-Cierra el hocico perra, que esta noche te voy a dar como ningún otro hijo de puta te ha dado-
Luego saco su pene y lo metió a mi ano, donde después de algunos minutos se corrió dentro.
Todos terminamos agotados, pero su papá dijo que tenía que regresar por la verdadera madre de mi niña, puesto que sólo venía por algo que se les había olvidado, las dos nos volvimos a abrazar y así nos quedamos dormidas, a la mañana siguiente, su madre nos fue a despertar pero nunca se dio cuenta de que ambas nos habíamos cogido a su esposo y que entre ella y yo habíamos hecho el amor.
Mi visita en casa de Marce duro aproximadamente dos semanas, ya se imaginaran todo lo que hicimos en ese tiempo, y si no, pues se los contaré.
No olviden escribirme por twitter PaulinaTraviesa, les mando besos en sus ricas vergas y vaginas.

                                




Enviar Mensaje autor

Comentarios


Un mi niña tiene tanto tiempo sin sabes de ti sabes q tus historia son realmente exitantes y ya quería saber de tus travesuras besos
Que rico, me gustaría contactarte.
Comentado por:tinn en: 27/12/2014
Que rico, me gustaría contactarte.
Comentado por:tinn en: 27/12/2014
me encantan tus relatos Pau son geniales y la verdad me gustaria que me respondiera por twitter soy mark_151 y tu anterior relato tambien lo lei y comente y nunca me llego mi regalo :( por favor contestame va


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil PaulinaTraviesa
PaulinaTraviesa


Nombre do Relato
Marcela <3

Codigo do Relato
4968

Categoria
Amor Filial

Fecha Envio
21/dic/2014

Votos
4