En el consultorio, continuación.
( Relatos Bisexual )




El dr. Se despidió de mi muy afectivamente preguntándome cuando podríamos vernos de nuevo, note que se estaba arreglado con su saco y juntando todas sus cosas, me dije a mi que probablemente me querría acompañar al auto, así que cuando salimos ya estaba oscuro pensando que mi marido ya podría estar en casa, en la primera oportunidad quería llamarle para decirle que ya estaba en camino y que se preparará porque tenía ganas de que sintiera de que me habían rellenado recién, mientras me platicaba con lujo de detalle lo de su "chica guapa".

Efectivamente el dr. Me acompaño al estacionamiento, ahí me di cuenta de que se estaba portando de lo más lindo, así que decidí despedirme de manera más afectiva, después de todo me había hecho sentir muy bien, y la verdad es que si quería volver a verlo, ya en mi carro y en camino le llame a mi marido, le pregunte en donde estaba , tristemente me dijo que aún en el trabajo, pero tenía mucha curiosidad de saber como me había ido, en ambos sentidos, le comente que ya todo estaba bien con mi salud, que mi vida volverá a ser la misma, y... De lo otro? Me la pase super bien, todo el tiempo estuve recordando lo que me contaste de tu chiquita, y me tiene loca lo que descubriste entre sus piernas, me calienta saber que fue lo que hiciste, que piensas, muero por saber si eres activo o pasivo, quiero saber todo y tanto más, sigo queriendo estar montada mientras me lo cuentas con lujo de detalle, por favor cuando llegues no pienses en nada más que en contarme, yo te voy a estar esperando tengo la vagina llena de semen para ti, voy en camino a casa y me escurren las piernas, estoy rellena para que entres lubricadamente fácil, finalmente creo que se excito porque me dijo que recogía sus cosas y se iba para casa, le pregunte si no había visto a su chica o si había planeado verla, me dijo que le canceló en el momento en que le dije que me iba a coger a mi doctor, le entusiasmo tanto el que yo estuviera de vuelta a la puteria.

Después de librar el maldito tráfico, llegue a casa y me llamo mi dr. Me dijo que el estaba ya en su casa y que no podía dejar de pensar en mi que tenía cosquillas y dolor en sus partes que le gustaba recordar de porque lo sentía, mi marido aún no llegaba, así que aproveche para platicar un rato con el, así que en cuanto escuche el auto sabía que ya era tiempo de despedirme y recibir a mi segunda sesión de rico sexo.

En cuanto entro mi marido me lance sobre el y le pedí que por lo que más quisiera me contara todo lo que pasaba entre ellos dos, pero quería saber absolutamente toooodoo! De ninguna manera estoy molesta ni asustada por lo que ella sea, sólo quiero que me aclare lo que el quiere y le gusta, siempre y cuando no me cambie por ella, me beso y en tono tranquilizador me dijo que entre nosotros todo estaba bien, el estaba un tanto preocupado por mi reacción de saber que ella es un chico gay que desde adolescente se hormoniza se hizo implantes de senos y se ha estado feminizando su rostro, es por eso que se ve totalmente mujer, en algunos tonos se alcanza a escuchar su voz grave pero es muy raro que le salga masculina, mayormente es muy femenina su voz, a donde va es una mujer , nadie se da cuenta que no lo sea, y desde el primer día que la vi me gusto y desde entonces se a esmerado por mi , ella sabe que estoy casado y que tenemos una relación muy abierta, yo se que te gusta mucho el sexo y que los hombres te siguen mucho, sabe que las mujeres son mi debilidad y que te gusta que te cuente mis aventuras porque eso te excita mucho, lo mismo que a mi me gustan tus aventuras y que me las cuentes, que desde que nos conocimos ya tenemos 24 años y contando, y que estamos convencidos de que todo esto hace que tengamos un muy buen matrimonio y mucho mejor vida sexual.

Me estaba platicando todo lo que el sabe de ella, por lo que yo veo el sólo ve a una super mujer muy muy atractiva que esta sumamente interesada en el, pero el le aclaro que esta muy bien conmigo, que lo hago feliz y así quiere seguir.

Así que de repente le suplique que me llevara a la cama y me empezara a contar lo que se hacían, con todo y todo, me tenía tan inquieta toda esta situación que probablemente pasaría un buen rato para que esa inquietud me pase, total le dije que me contara el día que descubrió su parte de entré sus piernas, de principio a fin, así que me quite la ropa seguí con la de el, nos metimos a la cama y sólo me acerque a el, y el comenzó.

Me llamo por la mañana pidiéndome vernos a la hora de la comida nos organizamos para que el resto de la tarde nos fuéramos a encerrar en un hotel y ahí nos vimos solo que ella se adelantó y alquiló el cuarto antes de que yo llegara, lo que me sorprendió, ese día en particular tu estabas muy deprimida, y note que sólo querías deshacerte de mi así que me cayo muy bien no tener que regresar pronto a casa, estaba con ganas de sexo y el que ella me lo pidiera seguía quedándome de maravilla, toqué la puerta y ella me abrió con un traje super erótico, un traje enterizo de puras tiritas que todo dejaba ver, sus grandes senos se marcaban con las tiras pero dejaban salir los pezones, se notaba toda su piel, sus redondas nalgas también muy marcadas por las tiras del traje, la entrepierna se veía sin vellos y por lo que pienso se pegó su miembro hacia atrás por que no se veía nada, se veía sumamente hot, lo que me encendió más fue que aún no entraba a la habitación ella salió se puso detrás de mi, lo que me encendió mucho más el, hecho de que se saliera de la habitación así vestida, recordé las veces en que tu haces cosas así para exhibirte, entramos y ella me quitó el saco se puso frente a mi y me aflojo la ropa, ese día en especial se esmeró mucho en hacerme sentir bien, estaba muy cómodo y me encantaba como de veía en esas prendas, de verdad se veía muy erótica, tenía una música agradable, se acercó a su aparato y cambio de musica y comenzó a bailar frente a mi mientras me restregaba sus senos en mi cara mientras le masajeaba sus nalgas y viceversa, después se arrodilló y desabrochandome el pantalón, se dio a la tarea de darme una muy buena mamada, me estaba haciendo sentir muy bien, sentía como topaba con el fondo de su garganta, le dije que me dejara metérsela, me tenía muy caliente toda esa situación estaba muy bien y ya no aguantaba, note que algo se acomodó y se puso de perrito, vi su agujero muy claramente y me pareció muy excitante estarmela cogiendo sin tener que quitarle ni hacerle de lado la ropa, así que sin resistencia alguna se la ensartaba cada que se la sacaba, ella me pedía que no me viniera quería disfrutárme y quería que yo la disfrutara como nunca, por un momento de demasiado placer mientras en la bombeaba, le manoseaba todo lo que tenía a mi alcance, baje mis manos con la intención de que mientras ella me tiene dentro con mis dedos jugueteó con su clítoris como lo hago contigo, (yo mientras estoy bien pegada a el restregandome en su ya muy dura verga), pero sentí que algo no estaba igual que la tuya o la de muchas, por un instante capte que en ningún momento le he visto su vagina, jamás he estado seguro de por donde se la he metido, nunca me ha dejado hacerle sexo oral, pero estirando bien los dedos buscando una rajita encontré un pequeño desvío nada hacia adentro al contrario hacia arriba o en esa posición hacia abajo, mi sangre se me helo, pero mi verga estaba a todo lo que daba me estrellaba en sus nalgas con más energía, sentí en mi mano dos pequeñas bolitas y un pedazo de piel muy flácida, entendí de que se trataba, pero mi reacción no fue rechazó, me sentía muy bien dentro, busque la punta de la piel y sentí como se iba poniendo ligeramente menos blanda, a ella la escuchaba gemir, sabía que el estaba gustando, me recargue en su espalda sin dejar nada de lo que estaba haciendo, y con la otra mano le pellizcaba un pezón, ella gemía más fuerte, yo jadeaba y me estire para morderle una oreja, sentía en mi mano de abajo las reacciones que estaba provocando, le dije que si quería que se los hechara dentro, ella se safo se volteó se sentó en la orilla de la cama con sus piernas abiertas tomó su verga mientras atrajo la mía a su boca, y me daba una mamada de campeonato lo que podía ver hacia abajo veía el frenesí de su mano en ella misma, le deje ir todo en su boca mientras ella de igual manera jadeaba fuertemente. (Para ese entonces yo ya estoy montada en mi marido, muy caliente por lo que me esta contando, estoy queriendo saber más pero entre que estoy cansada y adolorida pero demasiado excitada y queriendo más, es muy difícil controlar esas sensaciones, pareciera que me obligaran a coger pero todo es tan natural que es múy rico). Esa tarde siguieron haciéndolo varias veces, yo la verdad estaba esperando a que me dijera si ella se lo había hecho a mi marido, pero fuera de lamerle su asterisco no paso a más, el es el activo 100 por ciento, me dijo que no me contaría más si yo no le cuento lo que hice con mi dr. Y que de ahora en adelante cada aventura que el tenga yo tengo que contarle mi aventura más reciente, y la verdad no me ha costado ningún trabajo ya que sólo espero a que me cuente todo lo que quiero saber de sus relaciones incluso quiero que me incluya en una de esas para que ya no sea necesario que me las cuente, ya será.




Enviar Mensaje autor

Comentarios




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil Putishot
Putishot


Nombre do Relato
En el consultorio, continuación.

Codigo do Relato
4723

Categoria
Bisexual

Fecha Envio
20/jul/2014

Votos
2