La Revancha
( Relatos Dominacion )




La Revancha.
Aclaración: Todo el instrumental técnico descrito se pudo identificar a posterior a los hechos narrados antes no se tuvo noción ni que eran ni que uso se les daría…
Un mes y medio después que Cecilia abandonara nuestra casa, un contrariado Claudio, telefonea para darnos la noticia:
-“Soy Claudio, Cecilia está embarazada, no sé como pasó, debe haberseme roto un forro”-
Unos días mas tarde dan una fiesta para hacerlo oficial, ya en el lugar estando solo con mi mujer en la cocina y lejos del ruido, aparece Cecilia ,se acerca, toma mi mano la apoya en su vientre y murmura:
-“Es tuyo, pero eso ustedes dos lo sabían ya”-.
-“Lo supusimos”- le respondimos.
-“Los dos adoran a Claudio y harían lo que fuere por él, ¿verdad?”-.pregunta.
-“Sí, claro”-.respondimos.
-“Bueno, sino quieren que se entere que este hijo no es de él, el matrimonio se rompa y la amistad con ustedes dos, tendrán que obedecer mis caprichos, quiero que vengan a una fiesta de fantasía que daré con unos amigos que participen y se impliquen…yo los llamaré y los pasaré a buscar, ¿de acuerdo?-.preguntó.
-“Si es solo eso está bien por nosotros”-respondimos.
Una semana después nos avisa, que pasaría a buscarnos viernes, que desayunaramos temprano que el almuerzo es haya, así que convocamos a la niñera.
Ocho de la mañana del viernes aparece Cecilia con un remise, vestidos de forma informal, yo de camisa, jeans y mi mujer con un vaporoso vestido de media estación, subimos ,tras conducir una hora habíamos dejado atrás la ciudad y llegamos a un establecimiento de cría de caballos pura sangre llamado “Corregidor”, Cecilia habla:
-“Es de mi Tío, él esta con mis primos, en Europa de paseo, es un haras, caballos árabes”-.
Luego le dice al chofer que nos deje en un edificio blanco un poco apartado de la casa principal.
Bajamos y el coche se va, recién notamos que Ceclila trae ropas de equitación y los dos jóvenes que nos reciben como de 30 años de edad cada uno, también.
Ella los presenta uno se llama Horacio, es el responsable del stud es primo suyo y es Veterinario, el otro se llama Osvaldo su asistente.Ambos son amigos y empleados de su Tío.Nos presentamos y entramos al edificio blanco.
Es una especie de star, unos cómodos sofás, revistas y mural de caballos, diplomas y condecoraciones en paredes, una gran estufa a leña y una pequeña mesa.
Nos invitan unos aperitivos que aceptamos y nos introducen en el tema, la fantasía es de sexo grupal y quieren ambientarla en algo parecido a un consultorio médico, un poco de sado suave, fetiches médicos nada que diera para asustarse o fuera nuevo.
Preguntamos cuando llegaban el resto de los invitados, otras chicas y para sorpresa nuestra éramos solo nosotros, nuestro instinto nos hace dudar pero aparece Cecilia y nos recuerda nuestro acuerdo.
Ella trae en su mano unas riendas y una fusta.Se dirige a mi mujer y le ordena sin preambulos, -“¡Desnudaté!”-, ella me mira duda…luego obedece y en medio de la sala, deja caer su vestido, quedando con el tanga y sostén blancos, Cecilia murmura, -“! Toda ¡”- mi esposa no quiere, ella saca de su pantalón una navajita, la extiende, corta en un parpadear el brassier y el costado del tanga, cayendo al suelo, mi mujer se cubre sus partes, protestando, -“! No traje mas ropa ¡”-.Horacio y Osvaldo se relamen de lujuria y deseo al ver a mi mujer desnuda, con sus curvas y grandes pechos.
Yo tengo una rara y gran erección aún con la tensión del momento, viendo a ella desnudarse.
Nuestra anfitriona le pone las riendas a mi mujer a modo de caballo y le dice, -“Tu ahora eres mi potranca, ya empezamos la fiestita”-.La obliga a recorrer la habitación desnuda gateando llevada de las riendas, la acerca a nosotros y le ordena, -“Obediente vas a chuparles la verga a los tres como tu me enseñastes, ¿recuerdas?, con la puntita, glande, huevitos, perine”-.
Los dos hombres se desnudan y me invitan a hacer lo mismo.Bien dotados, rasurados y con sus vergas erectas la esperan a ella.
Durante media hora ella se ve obligada por algo pactado en anterioridad a mamar todas las pijas presentes, hay manos que bajan a su entrepierna, sus tetas son apretadas, manoseadas,succionadas, mordidas y en un momento siente que es arrojada sobre el sofá, unos fuertes brazos le mantienen abierta de piernas es invadida, penetrada vaginalmente por un gran cipote a la vez que otro ocupa su boca, la tensión se relaja, ella baja la guardia y lo empieza a disfrutar de una manera inusual, nunca rechazó un buen polvo,se moja, goza, gime, -“!Ahhhhhhhh!- sus manos pasan por la espalda de extraño y lo atraen hacia ella le clava las uñas, convulsiva y llega a un par de intensos orgasmos…solo ella.Nunca la había visto coger sin inhibiciones con extraños como una puta de pago.
Cecilia no participó solo se limitó a quitarse la ropa, se dejó las botas de montar, se masturbaba mientras miraba.En lo mas alto del momento con los participantes activos, sudando, jadeando a punto de consumar el coito, intervino Cecilia, parando la acción tomando a mi mujer del collar puesto y llevandola siempre a gatas hacia unas puertas blancas de vaivén, manifestando -“Ahora voy a llevar a mi pony a revisión con el Doctor…”-.Horacio, Osvaldo y yo vamos detrás.
Entramos en una sala totalmente blanca, una mesa hidraulica y articulable en el centro, colgando desde el techo una gran luz en forma de plato circular, una mesada de azulejos al costado, un armario de puertas de vidrio con innumerables medicamentos, una mesita con ruedas cubierta con una sábana, tambien una pantalla de LCD en la mesada y un microscopio, había otro aparato como una computadora con ruedas en un rincón una bombona (garrafa) de Nitrógeno.
Viendo la cara nuestra de asombro y preocupación, Horacio se apresura a minimizar las tareas de este lugar, -“Aquí es donde curo alguna patita fracturada”-.Una videocamara con su punto rojo parpadeante apunta a la mesa.La fiesta solo iba a cambiar de escenario dijeron.
Cecilia le dijo a mi mujer que subiera a la mesa central manteniendo la postura de perrito a mi me dicen de sentarme al lado en una silla giratoria con respaldo.Apretan el pedal de la mesa y esta sube de a poco hasta ponerla a una altura cómoda, Osvado se acerca por delante y le entrega su pene, ella lo lame lo succiona, Cecilia de le acerca por detrás y le separa las nalgas e introduce su boca en la rajita de mi esposa que gime ya, luego sus manos.
Horacio aprovecha la distracción, va hacia la bombona y quita de su interior un tubito de 10 ml que pone a descongelar, vuelve y se une a la fiesta.
Ceci viene hacia mí, se agacha y me hace una felación en mi polla adolorida por una permanente erección, ella me susurra, -“Humm, el viagra es fabuloso”- me lo habían puesto en la bebida y no se que le pusieron a ella que perdío toda inhibición, Yumbina, creo.
Veo a Osvaldo follando a mi compañera y a Horacio delante, se turnan ella gime -“!Así,así,hummmm,!ah¡,!ah¡,no puedo más,denme ya la lechita!”Ella esta en su día del ciclo mas fertil, ovulando, cachonda-.Cecilia dá la orden, -“! Quiero que le rompan el culo como lo hizo conmigo que aún me duele!”-Entonces Horacio sumerge su boca en la colita de mi mujer, con su lengua y saliva lubrica el ano de ella, apunta su polla erecta, el gran glande irrigado en sangre de su verga previamente untado con vaselina fuerza el esfinter, poco a poco entra ella grita,- “Auchhh, agg,suave…!hay¡ ,!despacio!”-Cecilia se excita por la imagen, monta sobre mí en la silla, se mueve con sus caderas, con sus manos me obliga a mirar donde estan empalando a mi conyugue, mientras ordena entre jadeos, -“Sííí, cojan…laaa toda! Ah!”-.Cecilia llega a un largo orgasmo yo me derramo dentro de ella.
Horacio y Osvaldo cambian de lugar y en varias ocasiones toman una vela encendida, vuelcan cera caliente en su espalda y nalgas, ella grita, ¡hayyyy!, la fusta hace su aparición le azotan las nalgas hasta marcarla, luego usan el mango de la misma como dildo penetrando su vagina y cola juegan con la vela rozando su coño con la llama, dolor y placer se mezclan no es nada nuevo y lo disfruta, hasta que se corren con largos rugidos dentro de su recto para luego hacerle limpiar a ella los restos del semen de sus penes con su boca.
Hacen una pausa, mientras la anfitriona se limpia mi semen de su coñito con toallitas descartables.
-Cuando creemos que todo ha finalizado, Horacio la mira y le dice -“Está todo listo, ¿cuando quieras empezamos, si quieres aprender?”-.
-“¡Síí, yá ahora mismo ¡”responde entusiasmada Cecilia.
-“¿¿¿???” era la expresión de la cara de mi mujer.
Pensamos que venía de más Bdsm, así que no intuímos nada malo hasta que fue tarde…
A mí me atan a la silla, manos al respaldo, pies a la base, lo hizo Ceci con mucho erotismo, así que me deje embaucar, luego me amordazo.
Osvaldo de acerca a mi mujer le pone riendas y un freno de caballo en la boca que no le permite hablar, piensa que la van a sacar de paseo, pero nó , le inmovilizan luego piernas y manos.Destapan la mesita con ruedas y la acercan , parece la mesa del Dr. Frankestein , se puede ver Alcohol,vendas,pinzas,tijeras, sondas uretrales,espéculos,histerometro de Sims, dilatadores uterinos,sondas, jeringas varias con sus agujas, todo brillaba de un modo espeluznante sobre una tela aseptica.
Mi mujer intenta gritar y no puede, yo intento hacer lo mismo y recibo una descarga de una picana electrica de ganado. Horacio, Cecilia y Osvaldo se lavan las manos en el lavabo y se ponen guantes de latex, Horacio toma dos jeringuillas de 5 ml y las carga con 1ml de dos liquidos extraños, mi mujer intenta gritar pero solo emite un -“!Uuummmmmmg¡”- mientras sus nalgas son desinfectadas, Horacio mira a Cecilia y le dice, -“Primero lo hago yo, tu mira con cuidado, aprendes y lo haces tú con la otra”-.El pincha, clava la jeringuilla tada la aguja penetra, tira del embolo hacia atrás y luego hacia adelante haciendo entrar toda la solución blanca.Mi esposa tira de las sujeciones mientras siente el dolor del pinchazo y el calor que le produce algo que entra en su cuerpo, luego otro pinchazo más.
Horacio el Dr. menciona -“Solo es un poco de Ketamina para que te quedes solo quietita, pero que sientas, escuches y veas, como quiere Cecilia, lo otro es un regalito de ella unas cuantas hormonas, lo notarás en unos días”-
Mientras los inóculos hacen efecto destapan algunos equipos, el monitor, el microscopio y otro raro instrumento, todo se torna más retorcido y tenebroso, por mi cabeza pasan cosas terribles como, torturas y robo de órganos.
Luego de 20 minutos toman un termometro tomandole la temperatura vaginal, miden-“!38.5ºC, Doctor!”, grita Osvaldo,-“Bueno vamos a prepararla”- dice el veterinario, le dan la vuelta sobre la mesa y con unos accesorios la mesa se convierte en ginecológica, abierta de piernas con ellas hacia arriba, ellos prosiguen.
Llenan una jeringa enorme como de a litro, con suero glucosado, luego la inyectan en su ano y la vacían hinchando su vientre, hasta forzarle expulsar el líquido y el semen de su interior por enema todo cae en una palangana del suelo bajo la mesa.Habían vaciado su vientre ahora faltaba su vejiga, primero le pintan el exterior de coño, toda su vulva con alchol iodado, le ponen una sonda en la uretra hasta forzar la salida de orina, todo bajo la atenta mirada de Cecilia.
Una vez vaciada su vejiga le introducen un gran especulo, lo abren tanto que cabe el puño cerrado de Ceci dentro, al mismo le adaptan una cámara que muestra en pantalla lo que enfoca, todo rosado se ve el fondo del saco del útero.Luego toman fisiologico esteril una pera de goma y le hacen unas duchas.
Horacio pone un instumento llamado histerometro de Sims en manos de Cecilia y le dice -“Esto es para medir profundidad, introdúcelo en la vagina y trata de que entre el ese pequeño orificio que ves en pantalla”-
Mi mujer emitia un -“!nnnnnggg!”, Cecilia ya estaba con la sonda dentro de la matriz del útero, la saca y menciona -“siete centimetros”.-
Horacio murmura, -“Huummm, si ,estas cosas pasan, deberían ser como 9 cm”-, toma otro intrumento con cable y lo conecta al monitor, un histerocopio, es una sonda con cámara, lo introduce llega al lumen y observa en pantalla, luego explica a sus compañeros, -“La trompa de falopio izquierda está obstruida o ligada, pero en la derecha hay acceso y vía libre al ovario”-.Sacán ese instrumento, lo sustituyen por una cánula flexible y milimetrica, es un pequeño tubo largo que Cecilia introduce y con la ayuda de un ecografo logra llevarlo directamente a dentro de la trompa derecha.Horacio le dice a Cecilia, -“Ya están, ¿quieres verlos?”, -“!Sííí!”- grita la otra.Toman el tubito de 10ml descongelado y sacan una gota poniendola en el objetivo del microscopio, enfocan y aparecen millones de bichos con cola agitándose en forma simultanea.Toman el tubo y lo adaptan enroscan a una especie de pistola, tambien lleva un cartucho de aire comprimido la pistola converge en una fina aguja larga de 30 cm sin punta.Horacio introduce la aguja de la pistola en la cánula hasta el final de la misma, luego le da la culata con el gatillo a la jóven y le dice…-“Haz los honores, dos disparos entre 5 segundos bastan”, Cecilia aprieta el gatillo, , mi mujer lo siente dentro de su matriz, invasivo, extraño y caliente, intenta gritar -“!nnnnnnnngggg!”,ahora en el ecografo se ve un útero colmado…segundo disparo…ahora la cámara de especulo muestra como del agujero del útero sale un líquido vizcoso blanco que como una terma surge de la profundidad y llena la vagina.Quitan los intrumentos introducidos,abren un botella de champagne que desborda , brindan y beben del pico, le dicen a Cecilia, -“!Felicidades¡,has inseminado tu primera yegua”-Desatan y quitan el arnes a mi esposa que paralizada solo, opta por preguntar, -“!Hijos de put…¿porqué me han hecho esto?-.
Cecilia pide a ellos que la pongan a mi esposa cola para arriba, con las piernas juntas, se puede ver como sale el ¿sémen?de la conchita de ella.
Ella saca del armario una especie de marca un C con un caballo rampante dentro, de oro y acero, del tamaño de moneda de Euro, con un mango de 20 cm.
-“Es una replica de la marca que ha estado generaciones en mi familia, esto es un juguete que me regalo mi abuelo, lo usaré una vez mas siguiendo la tradición”-explica la chica mientras lo calienta al rojo en un mechero bunsen.
Sigue, hablando dirigiendose a mi conyugue -“Debería castrar a tu marido y hacer que te preñe uno de los chicos por lo que me hicieron, pero el niño no tendría la culpa, no soy tan mala, así pues, al igual que hacemos con todas nuestras yeguas cuando son inseminadas tú no serás la excepción y serás…marcada”-
Toma la marca de oro al rojo vivo y la enfría en la nalga de mi mujer, un grito, ¡aaaaaahhhaaaayyy ¡luego el shhhhhhh del metal al enfríar y un olor a piel quemada inunda el lugar, ella se desvanece.
Unas manos piadosas le ponen hielo inmediatamente, luego un ungüento para quemaduras y una venda.
Cuando recobra el sentido nos dicen que nos vistamos que el remise nos espera para llevarnos a casa.Nos dicen, que tienen todo grabado si amenazamos denunciar la cuelgan en internet.
Humillada, marcada como ganado, sintiendose como un cobayo de laboratorio subimos al auto.
El chofer abrió muy grande los ojos cuando a trasluz descubrío que ella no llevaba ropa interior y mayor sorpresa cuando viera el fino tapiz de cuero de su auto manchado con esperma.
Un mes mas tarde a mi esposa no le viene su período,le aparecen de repente vómitos y sus pechos vuelven a generar leche,acudimos de inmediato al ginecólogo, le manda unos análisis, le preguntamos dada nuestra ignorancia en el tema si un humano puede cruzarse con otra especie, riendo y de manera rotunda el profesional dice que no.
Tras una semana de espera, están los resultados del laboratorio, embarazo positivo.Mi esposa muy asustada, me recuerda, -“Tenía yo razón, olía como semen, se veía igual, y esas cosas del microscopio…”-
Llorando ella agrega, -“! No quiero terminar bajo la lupa en un laboratorio de investigación y pariendo bajo la mirada de cientos de personas ¡”-
Yo le digo, -“Ya escuchaste es imposible”-, ella agrega, “Sí es posible si ese, sem…líquido blanco era humano, de alguno de ellos dos, sino…”-
Dos semanas mas tarde tenemos cita nuevamente con el médico, que le confirma embarazo y le agenda una ecografía un par de días mas tarde.
Van casi dos meses del incidente, la ecografía es negativa, el Ginecólogo asegura que hubo un aborto espontaneo, jura y perjura que como ve el útero y ovarios, hubo fecundación y embrión gestandose, la ligadura de trompas no fue efectiva quedando una viable.
Hablamos mas tranquilos entre nosotros y sacamos conclusión que aquella hizo lo que hizo para vengarse de su embarazo que creyó que sabiendo nosotros que no tomaba AO, lo habíamos hecho adrede.
Intentamos hablan con ella y no nos tomaba el teléfono, hasta que fui al banco y le dijimos de hablar 15 minutos en el Bar contiguo.
Llevamos las ecografías del tercer embarazo de mi mujer y las pruebas de sangre que demostraban la partenidad de Claudio.Se las mostramos…silencio…miraba una y otra vez, -“¿Cómo pasò?pregunta.
-“En la sierra…”-le cuento todo y prosigo, “todos nos equivocamos”.
Ella tiene un secreto nuestro y nosotros uno de ella.
-“Lo siento en el alma, espero algún día A… me perdone”-gimotea Cecilia.Al otro día un correo nos entrega el original de la filmación en la granja de caballos, pegado un papel que decía única copia.
Tratado de Paz.
La amistad con Claudio prosigue el aparece cada tanto, ella no ha venido aún desde entonces, no se atreve, su embarazo continúa.Cuando mi mujer anda medio desnuda se nota, ahora que la inflamacion bajó, la marca roja de la C y el caballito rampante, claramente y bien definido.Me trae recuerdos y una sensación extraña pero que ahora no me disgusta…
Algún día le diremos todos nuestros secretos a Claudio.

(En breve proximo relato, “Secretos revelados”).


Foto 1 do Relato erotico: La Revancha

Foto 2 do Relato erotico: La Revancha

Foto 3 do Relato erotico: La Revancha




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil anonimo52150
anonimo52150


Nombre do Relato
La Revancha

Codigo do Relato
3394

Categoria
Dominacion

Fecha Envio
17/ago/2013

Votos
0