Me vine sin meter las manos
( Relatos Bisexual )




Me vine sin meter las manos.
Hace como un mes, por parte de la oficina donde trabajo, me enviaron a mi y a dos personas mas a Puerto Ángel, para atender algunos asuntos, nos fuimos en el autobús a media mañana y no reservamos cuartos, llegamos a Pochutla como a las 7 de la noche, nos fuimos a buscar hotel solo encontramos uno con dos habitaciones y una cama por cuarto, le dije a Joel y a Miguel, quien se queda conmigo, Joel dijo yo, le dije en plan de broma y un poco en serio, lo único que pueda pasar es que pasemos una noche tormentosa y nos reímos los tres.
Antes les cuento que durante el viaje me vine sentado junto a Joel y me di cuenta que no traía calzones, porque casi a mitad del camino venia con la verga bien parada y se le notaba bajo el pantalón muy claramente, varias veces puse “inconscientemente” la mano sobre de ella, haciéndome el dormido, se sentía muy dura, creo que se dio cuenta de ello, porque en algunos momentos le di pequeños apretones.
Ya en el cuarto me dijo que si no le molestaba que no usara calzones, le dije que no, que me era indiferente, cuando se quitó el pantalón, vi una verga de muy buen tamaño y casi erecta en   su totalidad, le dije en plan de broma, ante esa vergota que tienes creo que ponemos una almohada por si las moscas, nada mas se río, cuando me quite los pantalones, les comento que uso tangas y que me meto éntrelas nalgas la misma, para que parezcan de hilo dental, el me dijo, sin que se moleste contador, tiene bonitas nalgas, le respondí, tu crees? a tus ordenes, y le acerque las nalgas, me las acaricio y me dijo, están bastante buenas para que termine de darme los apretones de verga que me dio durante el camino, me le pegue más y sentí su verga sobre mis nalgas, el se calentó y se le puso dura como fierro, me acariciaba las nalgas y me quito la tanga, dejo libre mi verga y cuando la vio, me dijo, usted si que calza grande, que vergon. Me pare frente a el y le agarre la verga, se la acaricie y la puse entre mis piernas y mi verga quedo entre nuestros vientres, el se meneaba de adelante hacia atrás, agarrándome de la cintura, me puse la punta de su verga casi sobre mi culo, me daba pequeños piquetes con ayuda de mi mano, que presionaba la verga para que me llagara al culo, asi estuvimos, le pedí que se sentara en la cama, saque de mi cartera un condón, siempre cargo uno, se lo puse a su gruesa y chaparra verga, lo ensalive bien me senté a horcajadas frente a el y me fui metiendo su gruesa verga hasta que sentí que había entrado toda, sentía los huevos que me tocaban las nalgas, de verdad nunca había tenido dentro de mi, una verga tan gruesa, me acomode bien y empecé a menearme, de adelante hacia atrás, a los lados, de arriba abajo, en fin sentía mi culo realmente lleno y satisfecho, empezamos a besarnos y seguía yo con mis movimientos de cadera y el de arriba abajo, asi estábamos cuando me dijo que rico te meneas, pareces una puta y voy a venirme me acomode un poco hacia adelante y segui con mis movimientos y empecé a sentir que yo también me venia casi junto con el, el exploto dentro de mi, yo también me vine entre nuestros vientres, lo sentí porque su verga se puso mas gruesa y mas dura, me asombre que me vine sin acariciarme la verga, ahora si, sin meter mano, se lo comente, se acostó sobre la cama y yo sin sacarme la verga de el, me acosté sobre el, su verga seguía dura y dentro de mi, me abrazo y nos seguimos besando e inicio otro bombeo mas adentro de mi culo, me admire y me dije ahora si soy una puta autentica, me van a echar dos palos seguidos y sin sacármela, asi fue, iniciamos otro palo, seguí sentado sobre su verga, el se quedo acostado, yo inicie todos los movimientos otra vez, de verdad estaba sudando, pero feliz de saber que podía aguantar dos palos seguidos, sabia que me dejaría adolorido todo el culo pero feliz, después de un rato sentí que terminaba nuevamente dentro de mi, mi meneo esta vez era mas suave solo para terminar de exprimirle la verga, apretaba y aflojaba el ano, hasta que me dijo, “ahora si ya se calmó tu caramelo”, sentí que se desinflaba y se me salió, el condón se me quedo adentro lleno de semen, no me lo saque, lo deje, nos bañamos, nos pusimos las bermudas sin calzones y nos fuimos a cenar con Miguel, cuando llegamos nos pregunto si habíamos cogido, le dije como crees, estábamos descansando y platicando. Durante la cena Joel me pego la pierna a la mía, baje la mano y le acariciaba la pierna hasta arriba, agarrándole los huevos y la verga, ya se le había puesto dura nuevamente, yo sentía el condón dentro de mi y cosa rara, el culo no me dolía, me sentía a gusto con el condón dentro de mi y mi culito me pedía mas verga, Miguel creo que se dio cuenta porque Joel le dijo que yo tenia una rica y gruesa verga, pero unas nalguitas muy bien formaditas. Como quede en medio de los dos, Miguel me acerco su pierna y yo le acerque la mía, inicio a acariciarme la pierna hasta que llego a la verga que para entonces ya la tenía bien parada, me la agarro y la acaricio.
Antes de terminar, me levante y salí a comprar una caja de condones, ya no tenía más y la noche iba a estar llena de semen y mi culito quería más verga y lo quería consentir, pensaba “ahora que hay, aprovecha”.
Cuando regresé, terminamos de cenar, pidieron otra cuba, el mesero les informo que se las pasaba en baso desechable porque iban a serrar el restaurante, pidieron dos para cada uno y yo mi coca, no tomo, nos fuimos al cuarto para platicar y para que tomaran sus cubas, al llegar al cuarto Joel se quitó la bermuda y se echo a la cama completamente desnudo y con la verga bien parada, Miguel y yo hicimos lo mismo, los tres encuerados nos acostamos en la cama a platicar, los tres teníamos la verga bien parada, yo quede en medio, la verga de Joel se me antojaba y la empecé a acariciar, Miguel se me quedo viendo muy sorprendido, le pregunte si quería estar con nosotros porque íbamos a coger, me respondió que nunca había estado con otro hombre, que no sabia, le dije ve como lo hacemos Joel y yo, al voltearme para mamarle la verga a Joel, me vio entre las nalgas el condón y me dijo que tienes dentro de tu culo? Pase mi mano y sentí el condón, le dije es el condón que uso hace un rato Joel, me lo saque y lo tire en la taza del baño, al regresar Miguel comento, entonces ya habían cogido ustedes dos? Le dijimos claro y vieras que rico. Me dedique a mamarle la verga a Joel, se le puso dura como fierro, mientras Miguel se acariciaba la verga, con miedo me agarraba la mía y me decía la tienes muy grande, crees que me entre si me animo, le decía tu anímate yo me encargo del resto. Joel me pidió que me volteara hicimos un rico 69, le metía hasta tres dedos dentro del culo, mientras nos mamábamos mutuamente, después de un rato me pidió que le pusiera un condón quería metérmela nuevamente, se lo puse se acostó boca arriba yo me senté sobre su verga metiéndomela muy rica, casi se me fue de golpe, mi culo ya la esperaba, empezamos a coger muy rico y le dije a miguel acércate junto a mi, quiero acariciarte la verga, el se acerco y le acaricie la verga, la tenia dura dura, el me acariciaba la mia, al rato sin descuidar a Joel, le pedí a Miguel que se levantara quería mamarle la verga, me la puso en la cara y la metí en mi boca, tenía yo el culo y la boca llenos de verga, de verdad, siempre había soñado con algo como esto, estábamos cogiendo cuando sentí que Miguel se venía, me la saque de la boca y se vino sobre mi pecho y cuello, casi al instante Joel se vino dentro de mi y yo me vine otra vez muy rico sin meter mano, quedamos Joel y yo con el vientre lleno de semen mio y yo con el cuello y pecho lleno de semen de Miguel, nos acostamos sobre la cama los tres juntos para descansar un rato, platicamos de varias cosas y como a la media hora, ya que se habían acabado sus cubas, Miguel se me acomodo para hacer un 69, lo empezamos y mientras le mamaba su vega le metía un dedo por el culo, lo acepto sin molestarse, en eso estábamos cuando Joel que se había puesto otro condón, y como estaba en la orilla de la cama, me abrió las nalgas y me metió la verga de un solo golpe, esa era otra posición que siempre había soñado, haciendo un 69 y el culo lleno de verga, así estuvimos hasta que termino Joel. Me puse un condón para penetrar a Miguel y Joel le puso un condón a Miguel para que lo penetrara, así estuvimos hasta que terminamos, yo dentro de Miguel y Miguel dentro de Joel, nos quedamos dormidos como a las 12 de la noche. En la mañana me despertó una rica verga entre mis nalgas y una mano acariciándome las nalgas y el ano y otra la verga, Miguel quería metérmela, le di una rica mamada, le puse un condón y le di las nalgas un palo muy rico, de verdad.
Cuando regresamos, por la tarde noche, de trabajar, nos bañamos y le dimos rienda suelta otra vez a nuestro apetito sexual, los tres nos penetramos, los tres nos mamamos, Joel me dio otras dos fenomenales cogidas, Miguel estaba sorprendido, al igual que yo, que como podía venirme sin acariciarme la verga, solo con la gruesa verga de Joel y con la de el no me venia. No lo se pero que rico me cogieron, de verdad, cuando llegué a la casa creo que todavía tenía el ano un poco abierto.
Si quieren contactarme para hacer lo que me gusta, estoy a sus órdenes.
                                




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil Mafi
Mafi


Nombre do Relato
Me vine sin meter las manos

Codigo do Relato
2941

Categoria
Bisexual

Fecha Envio
28/may/2013

Votos
2

Relatos enviados por el mismo usuario

2942 - caminando y penetrado