Una Mamada muy Profunda II
( Relatos Em Grupo )




Aquí continua mi esposa narrándonos otro de sus días calientes, un día Lola se disgusto con Julián, y nosotros en la casa inocentes a todo, ya habíamos empezado y estábamos muy calientes, jugando con cholito, y viendo películas porno, semiencueros acostado en el cuarto. Ya habíamos acordado antes con ellos que nos reuniríamos los cuatro, pero por la discusión no resulto ser así.... pero él, él muy cabrón, jejeje…, si vino al encuentro, pues dijo que ella le había dado permiso y entre ambos me hicieron gozar…
Me tire en la cama con el bollon abierto y mojadito, para que me lo vieran y me fui metiendo el blumer tanga negro entre mis labios, jugando a lo sensual, para que se pusieran ricos, le tire una pierna a él por encima estando yo de frente con la cabeza inversa a la de ustedes, mientras se sacaron las pingas para irse pajeando, mientras yo también jugaba con mi capuchoncito, recorriéndolo con mi vibrador y dejando que mi cara expresara todo el placer que estaba sintiendo, luego me senté en el borde de la cama y les pedí que se pusieran de frente a mí y comencé a pajearlos a ambos, cuando las tuve bien grandotas y empapadas, me introduje primero la suya hasta el fondo de mi garganta chupándosela y saboreándosela con la lengua, luego hice lo mismo con la de mi esposo loco y luego me las trague las dos juntas hasta donde pude, que sensación mas divina, parecía yo una actriz porno profesional, con esas dos pingotas metidas en mi boca, con lo que se nos ocurrió la idea de tener esas don pingas al mismo tiempo dentro de mi bollo, que tan dilatado estaba para ese momento ya, así que me acosté encima de mi esposo metiéndome su pingona y luego desde atrás Julián me introdujo lentamente por el mismo agujero la suya y comenzaron a moverse, mientras yo gemía como una loca de gozo, el orgasmo no tardo nada, fue explosivo como los tres nos corrimos al mismo tiempo.
Luego de ese maratón, nos dimos un baño y continúe ayudándoles a recuperar la forma con una boca y lengua muy pródigas, hasta que mi loco no resistió más y me la metió nuevamente muy profundo mientras yo acostada en la cama le chupaba la pinga a Julián como una loca furiosa y hambrienta, pues quería que se corriera en mi boca y tragársela toda… mientras mi loco que me chingaba de lado, me tocaba muy rico las tetas, hasta que no aguanto más y se vino dentro de mi muy profundo, ya en ese momento le había sacado a Julian toda la leche con mi boca sin derramar nada fuera, con lo que le hice realidad otro de sus sueños.

Foto 1 do Relato erotico: Una Mamada muy Profunda II

Foto 2 do Relato erotico: Una Mamada muy Profunda II




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil freeview76
freeview76


Nombre do Relato
Una Mamada muy Profunda II

Codigo do Relato
2870

Categoria
Em Grupo

Fecha Envio
18/may/2013

Votos
7