sometida por puta
( Relatos Dominacion )




Hola mi nombre es Fernanda tengo 23 años y quiero contarles el siguiente relato por dos razones: 1) porque necesito compartirlo con alguien que no me conozca, ya que es totalmente real y 2) porque mi amo quiere que se sepa hasta donde llega mi “putez”.
Todo empezó un día como otros tantos cuando fui a mi clase de gimnasia al club que esta a dos cuadras de casa,, al que asistía frecuentemente y en el que mas de una vez me habían hecho propuestas sugestivas e indecentes ( probablemente por mi aspecto físico ya que soy alta (1,78) delgada, piel canela ojos negros labios carnosos, pelo largo negro y lacio medidas 95 61 92)) que siempre rechacé, no porque fuera una tierna niña inocente, sino porque siempre preferí tener ese tipo de relaciones con gente no tan extraña. Sin embargo ese día cambiaria mi vida para siempre. Una vez terminada la clase me fui al vestuario a tomar una ducha, al intentar abrir la llave de agua, ésta se cayó, (se ve que estaba floja) por lo que me agache a tomarla para ponerla en su lugar, al intentar ponerla inevitablemente tuve que mirar por el hoyito en donde iba la llave, y grande fue mi sorpresa cuando a unos 5 metros de mis ojos del otro lado de la pared visualice un enorme pene de unos entre 24 y 26 centímetros aproximadamente, en ese momento me quede paralizada, la pared daba al baño de hombres y yo estaba viendo la verga mas grande de toda mi vida, de solo verla me corrí rápidamente como instintivamente metí la llave en su lugar como para pensar en otra cosa , aunque alcancé a ver la cara de quien portaba tamaña herramienta. Me bañe con agua fría para que se me pasara la calentura cosa que logré, me vestí y me fui a la oficina.
En el trabajo no podía concentrarme cada 10 o 15 minutos se me cruzaba la imagen de esa vergota que había visto en el club. Mis compañeros me preguntaban si me sentía bien, yo les contestaba que si e intentaba concentrarme. Finalmente la tarde pasó. Me dirigí a casa preparé mi cena y me fui a la cama. Al cerrar los ojos no hice mas que imaginar esa verga pero esta vez además me la imaginaba interactuando conmigo, ya sea yo chupándola, o en mi culo, o mi vagina, con lo cual comencé a masturbarme y a correrme seguidamente hasta que finalmente alrededor de las 3 y media de la mañana me gano el sueño.
Al día siguiente me levante prepare mi desayuno y prendí la tele para distraerme y dejar de pensar en aquella enorme verga., lo que conseguí con bastante éxito, así transcurrieron las horas normalmente hasta el mediodía, luego de comer, me preparé para ir al gimnasio nuevamente, ya en el camino me vino a la mente esa tremenda herramienta y mis fantasías, hice un esfuerzo por olvidarla y lo logré. Sin embargo al llegar al club, no se por que?, en lugar de dirigirme al gimnasio me fui hasta la administración y empecé a checar en una cartelera las actividades para caballeros que el día anterior habían coincidido en la misma hora de mi clase de gimnasia: eran tres, tae kwan do, vóley y básquet, y las tres también coincidieron ese día, acto seguido sin saber mucho lo que hacía me dirigí hacia las clases de tea kwan do, no podía creerlo pero algo mas fuerte que yo hacía que estuviera buscando al hombre de esa gran verga, en tae kwan do no lo vi, pase a vóley y tampoco, ya me estaba desanimando cuando llego a básquet y lo veo con un short no muy ajustado pero que debido a su enorme bulto era inconfundible. Sentí alivio y excitación al encontrarlo, me quede observándolo disimuladamente un buen rato, luego me atacaron las dudas: ¿Que hacía yo atrás de aquel hombre? ¿Se habrá dado cuenta de que lo estoy siguiendo? ¿Por qué lo hacía? Y si se daba cuenta ¿que iba a hacer yo? ¿Cómo seguiría todo? Tenía que tomar una decisión en ese momento, me encontraba aturdida, me calme un poco y finalmente saqué valor quien sabe de donde y decidí correr hacia la papelería del lado del club por una libreta y una lapicera, luego corrí hasta la cancha de básquet, ya estaba terminando la hora y los jugadores comenzaban a dirigirse para los vestuarios , entonces me acerque al hombre superdotado ( tendrá unos 40 años aproximadamente), y le dije,- buenas tardes mi nombres es Fernanda, soy psicóloga y estoy haciendo un estudio sobre los hombres maduros que practican deportes, no le molesta si le hago unas preguntas?- Él asintió entonces le dije, - si gusta los espero en la cafetería del club después que salga del vestuario?, a lo que contestó c” con mucho gusto señorita mi nombre es Ricardo ahí la veo. Cuando me dijo esto sentí un calor tremendo que me subía por todo el cuerpo, esperé que él se diera vuelta para salir corriendo a la cafetería, me sentía como una colegiala en su primer cita amorosa, muy nerviosa y excitada. Una vez en la cafetería comencé é a pensar en todas las cosas que podría yo hacer con tamaña vergota de solo hacerlo me mojaba toda. Estaba tan entrada yo en mis fantasías cuando llegó Ricardo y extendiéndome una tarjeta me dijo soy Ricardo Álvarez esta es mi tarjeta para lo que necesites, un café?- Si- contesté un poco nerviosa pero antes de que nos trajeran el café un impulso instintivo me hizo poner una de mis manos bajo la mesa y agarrar parte de ese bulto enorme que tenia, mi sensación fue de éxtasis total enseguida note como esa enorme masa se endurecía y crecía más aun, ante la sorpresa de Ricardo solo atine a decirla – en realdad lo que yo quiero es esto… me encanta… vamos a mi departamento – mientras un orgasmo empapaba mi ropa interior. Ricardo se levanto sobresaltado y pidiendo la cuenta me dijo si esta bien vamos por mi auto y nos dirigimos a las cocheras del club en cuanto subimos no aguante mas y desprendí la cremallera de su pantalón saque su verga y sin dudarlo comencé a chupársela, Ricardo estaba exaltado tratando de controlar la situación cosa que no lograba, y yo no dejaba de correrme y aun hoy sigo sin explicarme como fui capaza de todas esas cosas ya que si bien siempre fui muy ardiente en el sexo jamás había hecho ese tipo de exhibiciones en público típicas de una puta desesperada. Sentí que Ricardo le pagaba al del estacionamiento con cierto apuro porque vieran lo que yo estaba haciendo pero la verdad era tal el gozo que nada me importaba tenía en mi boca la verga más grande que he conocido y el hecho de que cuando esta llegaba a mi garganta todavía me quedaban unos 8 cms afuera me excitaban más aun, en cuanto salimos saque brevemente su verga de mi boca solo para decirle la dirección de mi departamento, al llegar me levante cerré su cremallera y abrí la puerta del edificio, nos dirigimos al ascensor, mientras esperábamos que bajara, otra vez no pude aguantar mi excitación y nuevamente baje su cremallera para hacerle una buena mamada, al llegar el elevador subimos sin yo apartarme de su verga y alcance a decirle que íbamos al cuarto piso, llegamos al mismo, yo seguí de rodillas lamiendo su herramienta insaciablemente gimiendo y corriéndome una y otra vez llegamos a la puerta del departamento y le entregue las llaves para que abriera, allí gire de forma tal que una vez abierto el quedara de espaldas al sofá de la sala, con lo cual con un pequeño empujoncito lo senté en el mismo, recién ahí, ya en ámbito privado Ricardo empezó a gemir y a entrar en acción comenzó por frotarme mis tetas con sus manos por encima de mi pans, cosa que me calentó más aun y generaba que mi vagina permaneciera totalmente húmeda a cada instante. El me comenzó a decir, mmm que buena estas y eres re puta como te gusta mi verga putita cométela toda, al escucharlo yo solo asentía con la cabeza mientras tenía gran parte de su miembro en la boca. – No pensé que eras tan puta ahhh pero que bien chupas ahhh. En seguida me quite su verga de mi boca y rápidamente me quite el pans y le di la espalda a Ricardo quedándome solo con un sostén rosa den encaje y una tanguita roja cola less, sentí los suspiros de Ricardo y me puse en cuatro patas diciéndole- ahora quiero que me la metas de una vez por favor quiero toda tu verga en mi concha ya sii por favor métemela,-
El contestó – a estas bien caliente putita eso me gusta suplícame que te la meta-
Yo Si por favor te lo suplico no aguanto mas dámela con todo penétrame ya ahhh
Ricardo: pues si así lo quieres putita ahí va y me metió su verga de un empujón pero era tan grande que de la primera embestida solo entró tres cuartos de su pija yo sentí que tocaba el cielo con las manos volví a correrme y eso hizo que lubricara mejor para que de la segunda embestida tuviera adentro sus 26 centímetros. AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHH SIII ASIII AHH QUE PLACER – gemía yo
Ricardo: te gusta puta? Te gusta la verga puta perdida? Ahhh toma puta toma ahhhh
Así me estuvo bombeando unos 20 minutos aproximadamente mientras acariciaba mis tetas o me tomaba del cabello haciéndome arquear y penetrándome a profundidad. Yo gemía como una loba en celo y perdí la cuenta de las veces que me corrí. Luego saqué su verga de mi vagina y le dije_ ahora métemela por el culo la quiero toda ya_ a lo que me contestos _ ahh zorrita quieres que te rompa el culo verdad? Si que eres bien puta pues si así lo quieres grítalo que se entere todo el edificio o no hay nada_ Sin dudarlo un segundo grite lo más fuerte que pude _ métemela por favor rómpeme el culo eso es lo que quiero-
Ricardo: muy bien putita veo que eres obediente toma tu recompensa y de una embestida me metió su verga en mi culo que solo pudo recibir la mitad entonces, yo empecé a empujar para atrás y como estaba tan grande su herramienta no podía entrar más en mi culito , yo gritaba de dolor y de placer al mismo tiempo llegó un momento que tanto empuje que Ricardo cayo sentado en el sofá sin salirse su pija dentro de mi así que aproveché ese momento y sin pensarlo dos veces me senté arriba de el ensartándome de una sola vez toda su monumental verga AAAAAAAAAYYYYYY mi grito fue desgarrador empecé a sudar como loca, yo creo que por el esfuerzo, el culo me dolía que ni se imaginan sentía que me estaba partiendo en dos, pero la sensación de placer poco a poco fue creciendo y se hizo incomparable comencé a gemir como loca gritando- SIII SIII ROMPEME EL CULO SIII SIII PAPITOO QUE VERGOTA SIII SII ASIII AHHHH-
Ricardo cuando hice este movimiento lanzo un gran gemido diciendo - AHHHH QUE PUTA ERES NUNCA HABIA ENSARTADO A ALGUIEN ASIII PUTITA QUIERES QUE TE META HASTA LAS BOLAS? VERDAD PUTA?
YO : SI SIIII ESO QUIERO HASTA LAS BOLAS AHHHH AAHH SIII, y seguía moviéndome de arriba abajo para lograr ese objetivo, comencé a jadear la verga de Ricardo me taladraba sin piedad, yo no paraba de gemir y Ricardo me acariciaba el clítoris sintiendo cada una de mis corridas, yo le pedía más y él me embestía cada vez mas fuerte al tiempo que me decía – Que buen culo tienes puta te lo voy a romper todo, no te vas a poder sentar por un buen tiempo putita—y yo
Siiii s999 eso quiero ahhhhahhh asiii cógeme fuerte ooohhhh, luego de un rato empecé a sentir con mis nalgas ya chocaban con sus testículos esto me puso a mil y a Ricardo también tal fue así que me dijo-- voy a acabar dentro tuyo zorra – a lo que contesté Siii papasito lléname el culo de leche siiii rebálsame de leche mi culito la quiero toda siii ahhhh aahhhh asiiii, no tardo mucho para que comenzara a sentir como mis intestinos se llenaban de su leche, en incluso la misma salía por mi culo en ese momento también yo me corrí y caí desplomada en la sala.
Ricardo comenzó a sacarme su herramienta lentamente cuando termino me tocó el culo con su dedo rodeándolo ahí comprendí lo mucho que se había dilatado mi agujerito, luego yo me arrodille y empecé a mamarle la verga nuevamente para limpiarle el semen y en forma de agradecimiento por tanto placer al tiempo que le decía gracias mmm, gracias, ya con mis últimas fuerzas, una vez que quedo limpia, yo volví a desplomarme en el suelo exhausta, Ricardo comenzó a vestirse y cuando terminó yo creo que me había dormido pues no lo escuché salir.
Habían pasado más de dos horas cuando el sonido del celular me despertó, era Laura mi compañera de trabajo, preguntándome porque no había concurrido a trabajar por la tarde, le dije que me sentía descompuesta que mañana regresaría.
Ya despierta y con el culo totalmente adolorido me recosté de lado en mi cama ya que de espaldas no aguantaba el dolor, y empecé a pensar todo lo que había hecho sintiéndome, extraña no podía creer que había sido yo, la que salí a buscar a un tipo en el club sólo porque tenía un enorme bulto, lo invité a toma un café y terminé tocándole la verga y llevándolo a mi departamento, chupándosela en plena vía pública para que luego en mi casa me la metiera por delante y por detrás entregándole yo la virginidad de mi culito a un desconocido, sin embargo me sentía radiante y convencida de haber tomado la mejor decisión de mi vida.
Luego de esto busqué a Ricardo muchas veces pues no soportaba estar tanto tiempo sin su verga dentro mío, en el gimnasio, lo llamaba a su trabajo, pero el siempre me rehuía. A pesar de esto no me desanimé y decidí ir un día a su trabajo. Para eso me vestí muy sexy con una Blusa Blanca traslucida bastante escotada, una minifalda negra ajustada que apenas tapaba mis glúteos y unas botas altas por debajo de las rodillas, de ropa interior solo llevaba un hilo dental negro y nada arriba. Llegué a su oficina me atendió su secretaria, quien me miró de arriba abajo con cierta reprobación, Ricardo era gerente en una empresa de mercadotecnia, me hizo esperar, pasaron como cuatro horas , ya me había impacientado hasta que por fin apareció Ricardo y me hizo pasar a su oficina pidiéndole a la secretaria que no nos molesten.
Allí él empezó diciendo que todo había sido una linda aventura pero que ya había pasado todo, al oír esto, en un principio me sentí desconcertada pero después pensé “ no puedo dejar que esta vergota se me escape tan fácil” así que sin dudarlo me abalance sobre él me arrodillé baje su cremallera y comencé a chupársela al tiempo que le suplicaba por favor nooo necesito tu verga, necesito que me cojas hare lo que quieras, pero no me dejes sin tu verga, seré tu esclava , tu puta. El gimiendo me contesto mmmmm está bien te veré esta noche en tu departamento y hablaremos, ahora vete putita. Me levanté Salí de su oficina y me fui. Y así empezó mi relación de sumisión con Ricardo, que hasta hoy sigue vigente y que en otros relatos les contaré mas detalles




Enviar Mensaje autor

Comentarios


hummmmmmmmm carayyyy q rikoooooooo
perfil VitoNego
mmm como envidio a ese ricardo me gustaria conocerte


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles


insaciableputa


Nombre do Relato
sometida por puta

Codigo do Relato
2708

Categoria
Dominacion

Fecha Envio
08/abr/2013

Votos
11