LA FUTBOLISTA
( Relatos Sadomasoquismos )




El 11 de septiembre del 2006, me encontraba navegando en internet y de pronto, vi un perfil en una página de amigos en una paganía que decía: “Soy una chica joven, deportista, me dedico a jugar futbol femenino en un equipo local, soy felizmente soltera y me encantaría conocer amigos” El solo hecho de saber el deporte que practicaba me puso a mil, mis sentimientos y sensaciones comenzaba a volar, imaginando como aquella chica pateaba mis testículos, por lo que sentí unas ganas inmensas de hacer hasta lo imposible, para incluirla en el maravilloso mundo del ballbusting.

        La escribí un mensaje, muy similar al que le había hecho llegar a la chica con la que tuve mi primera experiencia, el mensaje decía: Hola querida amiga, sabes te quiero hacer una pregunta; qué harías, si conocieras un chico bien parecido y buena persona, pero que fuera algo masoquista y te dijera que él quiere vivir una experiencia y te confiesa que esa experiencia es, que tu le des una patada en los testículos con fuerza, ¿te atreverías a hacerlo? aun que sea por curiosidad ¿o por desquitarte algo?

Ella estaba conectada y de forma casi inmediata me contesto: JAJAJA ¿y esa maravilla de hombre donde esta?

Yo le dije: Estas chateando con el JAJAJA, seguidamente le confesé que me gustaba ser humillado y maltratado y le hable de mi afición por el ballbusting.

Ella me dijo: ¡Qué bien! Solo espero que eso sea en serio JAJAJA.

Yo le dije: Si Amor es en serio ¿Que tengo que hacer para que me creas?
Ella me dijo: Lo único que puedes hacer es acertar que te lo haga ¡ahorita mismo!

Yo le dije: Que bien eso sería genial pero ¿donde estas?

Ella me dijo: Estoy en mi casa en el centro ¿y tú?

Yo le dije: Amor estoy en mi casa también yo viví cerca de allí, tengo que vestirme y salir a buscarte, lo que me tomara como 15 o 20 minutos, si quieres me esperas y nos vemos, nos conocemos y vamos a un hotel.

Ella me dijo: JAJAJA ¿a un hotel?

Yo le dije: ¡Claro! no me lo vas a hacer en la calle JAJAJA

Ella me dijo: No lo digo por eso, es que puede ser aquí en mi casa.
Yo le dije: ¿En tu casa? ¿Y tu familia?

Ella me dijo: No tranquilo, en realidad no tengo familia en esta ciudad, como leíste en mí página jugaba en un equipo de futbol femenino, pero me expulsaron y esta casa la habían alquilado mis padres para que yo pudiera jugar en el equipo, estaban muy emocionados y los defraude, sabes es difícil, no sé qué les voy a decir, pero lo que si se es que la rabia aun estoy pasando la voy a dejar en esta ciudad gracias a ti JAJAJA.

Yo le dije: Dios Esto va a ser fuerte JAJAJA ¡qué bien!

Ella me dijo: No entiendo lo que dices, pero te juro que yo sí que me voy a aprovechar de eso JAJAJA

Yo le dije: Tranquila me lo han hecho ya en varias ocasiones JAJAJA.

Ella me dijo: Si está bien, te voy a dar mi dirección pero vente de una vez, que no aguanto la ira, el problema que tuve, fue hace como dos horas, cuando estaba jugando un partido de entrenamiento y el árbitro, me expulso por una falta, luego mi entrenador, me encerró en el gimnasio y quería abusar de mi, gracias a Dios pude salir corriendo y escapar de las manos de ese ¡maldito sádico!

        Después de darme la dirección, Salí a su casa, por suerte quedaba relativamente cerca, en cuestión de 15 minutos estaba tocando su puerta, cuando Ella salió, puede admirarla y ver que se trataba de una chica, bastante joven, le calcule como unos 18 años, era de piel blanca, cabello negro y ojos claros, 1,70 de estatura, de cuerpo atlético y tenía un aspecto de colegiala sexy tal como las que salen en internet, estaba vestida aun con el uniforme de su equipo, y bañada en sudor.


        Me abrió la puerta y entre, la note algo como nerviosa o ansiosa, en realidad no supe identificar muy bien sus emociones en ese momento, sin embargo estaba a solo minutos de descubrirlo JAJAJA. El Short que llevaba era color naranja y la camisa deportiva blanca con franjas verticales también de color naranja y unas medias deportivas del mismo tono, que llegaban casi hasta sus rodillas, en sus pies, llevaba puestos unos zapatos de tacos de color blanco. Usando ese uniforme su trasero se veía espectacular y los senos resaltaban bastante.

        Me llevo al patio trasero de su casa, lugar donde ella insistió que quería hacer lo acordado, también me dijo que no tenía intenciones de tener sexo conmigo, ya que era virgen y eso no lo iba a sacrificar con cualquiera. Sin embargo me dijo que entendía el tipo de sensación que provocaba eso en mí y que me premiaría de otra forma, acordó que después de la patada, esperaría que pasara mi dolor y me masturbaría con sus manos, pero con la condición de que no la tocara yo a ella.

        En el patio me dijo: esto será fuerte JAJAJA, Quiero que te desvistas, y te que des en bóxer, así lo hice y estando semidesnudo, ella metió su mano en mi ropa interior, me toco y acomodo mi pene hacia arriba, de modo que mis testículos quedaran más expuestos, luego me tomó por el bóxer en la cintura y subió mi ropa interior, tanto como pudo, dejando que mis bolitas se marcaran y se viera lo ajustada que estaban dentro de la sutil prenda, y acercándose a mi oído me conto lo que tenía pensado hacer.

         Me dijo: quiero que separes tus piernas y te agaches, en esa posición te tienes que quedar, mientras yo hago lo demás, sabes será como cobrar un penalti, me ubicaré a 5 pasos, correré y te pateare con todas mis fuerzas. Yo me excite increíblemente al recordar que sería tal cual como mi primera vez, tuve una gran erección, que no se podía ocultar, estando agacha, ella se poso en posición, corrió hasta donde yo estaba y me propino una fuerte patada que casi consigue desmallarme, decir que quede totalmente privado fue muy poco, mi visión se puso negra, mis ojos blanquearon, eyacule involuntariamente, y luego mis esfínteres, no funcionaron correctamente y me orine. Los dolores eran inaguantables y me dieron nauseas.

Así pase aproximadamente media hora, hasta que con su ayuda me pude levantar, no pudo masturbarme porque ni siquiera me podía tocar, los hematomas eran muy notorios y llegue lesionado a mi casa, por lo que tuve que fingir que fui víctima de un asalto e ir al hospital, pero muy en el fondo se que lo único que me robaron ese día fue el corazón.

“Espero el relato haya sido de su agrado en realidad, no solo soy el alma de un escritor atrapada bajo la sombra de un seudónimo que me identifica, también soy el hombre que vive con la esperanza de sentir cada palabra que escribe con la intensidad del sufrimiento encarnado en la experiencia”…

Atentamente
El Autor: Al Masoch A.V
Si eres mujer y vives en Venezuela, puedes ser mi inspiración
Solicito Chicas que deseen practicar el Ballbusting
Interesadas escribir.
                        
                                




Enviar Mensaje autor



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles

perfil AlMasochAV
AlMasochAV


Nombre do Relato
LA FUTBOLISTA

Codigo do Relato
2519

Categoria
Sadomasoquismos

Fecha Envio
08/feb/2013

Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2478 - LA CASTIGADORA Y LA BOTA DE HIERRO
2480 - ¡Comprando mi Dolor! (I)
2514 - ¡Los castigados!
2523 - Encerrado en la Peluquería